Iker Casillas y Sara Carbonero han adquirido una nueva propiedad en La Finca, la urbanización madrileña que parece ser la más elegida por los Famosos.

La casa pertenecía a Lydia Bosch y su ex-marido Alberto Martín. Desde su separación, esta propiedad ha sido una gran discordia entre la pareja, ya que el divorcio fue muy difícil, hasta que finalmente los respectivos abogados se pusieron de acuerdo y decidieron ponerla a la venta a principios de este año. Tanto Lydia como el arquitecto recibirán a partes iguales los beneficios de esta venta, el 50% cada uno.

La casa fue una polémica desde que comenzaron a divorciarse, ya que primero Lydia se quedó viviendo en la misma con sus hijos, y luego fue el arquitecto quien pudo entrar por orden judicial, así que voluntariamente Lydia se tuvo que ir para no convivir con su ex.

La casa se encuentra en la exclusiva urbanización madrileña La Finca, donde ya viven Sara e Iker, en una residencia a la cual se mudaron el año pasado, cuando decidieron trasladarse de Boadilla del Monte.

La urbanización cuenta con fuertes medidas de seguridad y por consecuencia mayor privacidad, por ello es elegida por los famosos.

Por el momento los nuevos propietarios no piensan mudarse a la casa, ni tampoco han dado fecha de cuándo tienen previsto hacerlo. Lo que sí tienen planeado es aumentar la familia, ya que Sara comentó hace unas semanas en una entrevista: "me gustan las familias grandes y me gustaría tener más hijos", ¿será por eso que ya tienen otra casa preparada, para que luego no tengan que salir con prisas a buscar una?.

La pareja sigue demostrando que están pasando por su mejor momento tanto a nivel personal como profesional, así lo demuestran cada vez más pues desde la llegada de Martín, el hijo de ambos, están más unidos que nunca.

Vídeos destacados del día

De hecho Sara publica en su blog fotos de su vida familiar. Martín ha sido la demostración de este gran amor que se tienen la periodista y el portero, así que tal vez agrandarán la familia, al menos eso es lo que Sara tiene previsto.