El programa de actualidad de los domingos, Salvados, nos destapa los ojos ante la problemática de los cursos de formación de parados. El fraude que se ha llevado a cabo en estos casos ha sido de la extorsión por parte de las empresas a los formadores y los controladores de los centros para que el sueldo que ellos tenían estipulado por contrato se redujeses, obteniendo el trabajador un beneficio menor del que debía. Siendo las empresas las que se llevaban la mayoría del dinero.

El programa comienza con las declaraciones de un centro de formación, en ellas exponen que los cursos de formación no atienden a una reinserción en el mercado laboral, esto es debido a que la institución no ayuda a que el trato con los parados sea más concreto y además que no tienen ofertas de las empresas para la gente que se está formando.

Declaran los mismos alumnos que es difícil encontrar trabajo formándose por los cursos.

Por otra parte, nos enseñan el caso del país del norte de Europa, Dinamarca, en el los parados obtienen un trato más personalizado con un responsable de la administración que conoce su caso de desempleado detalladamente y, además, les ayuda a que su formación vaya encaminada con lo que realmente se sentirán realizados. Aclara que en España el trámite que se tienen frente a estos cursos y frente a los parados en general es más burocrático que por el contrario en Dinamarca. Seguidamente, en el país del norte encontramos que el trato que se recibe a los desempleados es de favorecimiento, dotándoles de una formación beneficiosa y además que pueden tener contacto con las empresas para que ellas mismas les doten de esa formación.

Vídeos destacados del día

En la situación de Dinamarca, el que gana son los dos tanto la empresa como el parado, ya como citaba el formador danés "somos entrenadores más que policías", haciendo referencia a que el control que se tiene frente a la formación. Sin embargo, en Dinamarca el despido es más fácil que en España, pero por el contrario se ayuda más a la gente desempleada a que vuelva a encontrar un puesto de trabajo.