Esta semana en el programa de la cadena Cuatro, Hermano Mayor, vemos el caso de el joven de 22 años llamado José Manuel. Su mayor problema en casa comienza cuando él descubre a su padre poniéndole los cuernos a su madre. Desde ese momento comienza la batalla continua con su padre, haciéndole la vida imposible, pidiendo dinero cuando en casa falta y convirtiéndose en el "rey" de la casa. Su comportamiento es tan lamentable que sus vecinos están hartos de golpes, peleas continuas y miles de gritos, por ello deciden pedir la ayuda de Pedro García Aguado.

En primer lugar vemos el comportamiento de José en casa sin Pedro G.

Aguado, podemos observar como pide a su madre dinero continuamente para sus caprichos, si no se lo da le exige que se lo pida al banco o a cualquier amigo, si no lo consigue comienza ahí el "infierno" como denomina su madre a su casa.

Debido a esta definición que hace la madre la utiliza el programa para cuando el protagonista no se encuentra en casa poner una máquina de humo en la ventana para simular que está quemándose como en incendio o si fuera el "infierno". La reacción del joven es inmediata y va corriendo al hogar familiar pensando que su familia estaba allí, al entrar y encontrar a Pedro ve que todo era una prueba.

Las distintas actividades hacen que él comience a darse cuenta del sufrimiento de sus padres, sin embargo en casa continua siendo como siempre exigiendo que todos estén a sus ordenes.

Vídeos destacados del día

Un día lo llevan a un sitio donde se encuentra con una coche de lujo, un montón de dinero y una casa de juguete, Pedro le dice que como eso es lo que siempre desea que todo es suyo, pero cuando él entra a ver el coche se da cuenta que no puede entrar, que no tiene las llaves, además el dinero es falso y evidentemente la casa también. Esto lo hacen con el propósito de que su ambición por tener cosas no sale de quedarse en casa sin realizar nada con esfuerzo, J. Mauel se enfada por no comprenderlo en un primer momento.

En este programa no era el único problema el joven, sino que la situación sentimental de sus padres estaba completamente rota, teniendo como único motivo el de estar juntos el dinero. Con la labor del programa hacen que la pareja comience a desvelar sus sentimientos más profundos, por el dolor y frustración de lo sucedido. La acumulación de todo había hecho que la familia se encontraré rota, sin embargo tras varias actividades y abriendo los ojos ante la realidad, la reconciliación de los padres es evidente.

Finalmente, Hermano Mayor consigue que J. Manuel cambie su actitud y su relación con su padre se recuperé poco a poco, valorando más su aportación en casa y dejando atrás el pasado.