Los tronos de Samira y Steisy ya han comenzado, y aunque los pretendientes se decantaron por una u otra tronista desde el primer día, parece que algunos no han tenido todo el feeling o la química que deberían con la chica a la que intentan conquistar.

En el segundo programa de grabación como tronistas, volvieron a recordar los momentos vividos como pretendientas de Ángel, y ante la visión de las imágenes, las chicas no pudieron contener su emoción. A Samira se le vio bastante afectada, por lo que uno de sus pretendientes le dijo claramente que no había ido allí a perder el tiempo. El chico en cuestión es Alejandro, el musculitos con una clara obsesión por la ropa ceñida, que tantos altercados está causando. Tras una discusión con su tronista, Alejandro decidió cambiarse al bando de Steisy y probar suerte con ella. Ella aceptó encantada, aunque dejó bastante claro que hay algunos aspectos del chico que tendría que pulir, como sus malas formas a la hora de habla.

En cuanto a expulsiones se refiere, ha habido varias de ambas pretendientas. Tras una cita con Julio, el bróker de bolsa, Samira decidió que no era su tipo y decidió expulsarlo; éste intentó tener una oportunidad con Steisy, pero a ella tampoco le convencía, por lo que ha tenido que abandonar el programa definitivamente.

También del bando de Samira, le ha tocado a Abel, uno de los hermanos de Fuenlabrada. La tronista no quiere hacerle perder el tiempo, aunque no sabemos cómo se lo habrán tomado su madre y su tía, que siempre lo defienden a capa y espada en el plató.

Steisy tampoco se ha quedado corta, y también se ha atrevido a expulsar a algún que otro pretendiente. Si en el programa anterior le tocaba a Diego, que desde un primer momento no le había entrado por el ojo, ahora le ha llegado el turno a los dos que en su día fueron ex pretendientes de María, Iván y Ale. Steisy no quiere seguir conociendo a ninguno de los dos, y eso que en el caso de Ale éste ha intentado dejar a un lado su timidez para intentar conquistarla.