Últimamente parece ser que la desgracia se ha cebado con las reinas de la belleza a nivel internacional. Ya hace algún tiempo murió la reconocida Miss Venezuela, Mónica Spears, tras un atraco en su propio país de nacimiento. No solo ella, sino que también su compañero sentimental fueron asesinados haciendo turismo, al parecer el vehículo de estos quedo atascado y los asaltantes aprovecharon esta oportunidad para atacarles.

Las desgracias siguen continuando y este pasado miércoles 18 de noviembre la que era actual Miss Honduras, María José Alvarado, junto a su hermana han sido halladas sin vida. Al parecer el novio de la hermana de esta miss fue el asesino confeso de este crimen.

Al parecer Sofía y su novio mantuvieron una fuerte discusión a nivel verbal que acabó de una manera muy trágica, ya que este tomó una pistola y le acertó un disparo. La hermana de Sofia, María José Alvarado, al ver este suceso, quiso huir pero dos balas en la espalda propiciadas por su cuñado fueron suficientes para acabar con su vida.

Tras esta triste historia, el país de Honduras no tendrá representante en el próximo 14 de diciembre. María José Alvarado iba a presentarse a esta competición llamada Miss Mundo y que iba a celebrarse en la ciudad de Londres. La organización esta consternada tras este dramático suceso y no paran de recibir mensajes de apoyo y ánimo.

Aún siguen esclareciéndose ciertos aspectos relacionados con este asesinato, aun así, se sabe que los implicados en él intentaron esconder o desaparecer los cadáveres enterrándolos en un río.

Vídeos destacados del día

Gracias a las rápidas y eficientes investigaciones realizadas por las autoridades competentes, esto no sucedió y pudo descubrirse la verdad.

La violencia de género es algo que hoy en día sigue ocurriendo en la sociedad y que al parecer no para. Una buena educación influirá en el buen y correcto comportamiento de nuestras futuras generaciones. Inculcar buenos valores y posicionar al hombre y a la mujer en el mismo nivel será algo imprescindible para saber que ninguno de los dos posee más fuerza y que todos somos iguales.