Albert Einsten demostró matemáticamente que todo era relativo, pero describir los mil millones de dólares recibidos por su divorcio como dinero de bolsillo es un poco duro para el resto de los humanos, que quisiéramos tener aunque sea una mínima fracción de eso. Pero Sue Ann, la ex del magnate petrolero Harold Hamm, está segura de merecer mucho más por sus 25 años de vida en común.

Cuando vemos que Harold es el hombre que más petróleo posee en los Estados Unidos, y que solamente el valor de sus acciones en su compañía Continental Resource, sobrepasa ampliamente los 13 mil 500 millones, ya podemos entender un poco la molestia de la ahora divorciada Sue Ann, luego que la corte le adjudicase esos míseros milloncitos.

Sue Ann, nacida en la ciudad estadounidense de Oklahoma, declaró que la cifra era un insulto, por lo que apelará la decisión de otorgarle mil millones entre efectivo y propiedades, que no incluyen un rancho en california y propiedades en su ciudad natal por valor de varios millones más.

El acuerdo monetario tras el divorcio fue anunciado este lunes, y pasó a ser uno de los más grandes de la historia de los Estados Unidos. Pero fuentes cercanas a la familia habían declarado a los medios previamente que el acuerdo debería sobrepasar los tres mil millones, teniendo en cuenta la fortuna personal del magnate, los años juntos y la participación activa de Sue Ann en los negocios familiares.

Harold Hamm es el gerente general del gigante energético Continental Resources del cual posee el 68 por ciento de las acciones, para una fortuna estimada en más de 13 mil millones de dólares, pero recientemente la revista Forbes situaba el valor total de este magnate sobre los 20 mil millones, seguramente producto de múltiples inversiones en la bolsa, inmobiliarias y otros negocios.

Vídeos destacados del día

Indiscutiblemente, Harold es una persona con mucho talento para los negocios. Ahora tiene 68 años de edad, y fue el decimotercer hijo de una familia de apareceros, lo que entraña una infancia difícil para cualquiera. Pero ahora posee más petróleo que ningún otro americano, y es la persona más rica de su estado de origen. Desde que empezó a dirigir Continental Resources, esta compañía creció un 400 por ciento.

El abogado de Sue Ann, Ron Barber, dijo que su clienta estaba muy decepcionada por la decisión judicial, puesto que había sido por 25 años una compañera fiel de Harold tanto en la vida como en los negocios. Ella considera que no es equitativo, declaró.

Sue Ann es abogada y economista. Trabajó en la firma fundada por su ex durante varias etapas de su matrimonio, e incluso llegó a dirigir el departamento de ventas de crudo, según transcendió en los papeles presentados a la corte. Pero, ellos no firmaron un acuerdo prenupcial, por lo que el caso tuvo que ser llevado ante la ley.