Todo vale para mantenerse en la cima y sino al menos para llamar la atención y más que nada para que el morbo de la audiencia se mantenga, así que si no son chimentos ni escándalos ni tenemos a la princesa del pueblo que tenga problemas, no pasa nada, desnudamos a los colaboradores y santas pascuas, tenemos programa al menos hasta fin de año. Así que parte de los colaboradores de “Sálvame” se despojaron de su ropa posando en lo que se conocerá como “Sálvame Fashion Week” imitando algunas de las portadas más famosas del pasado siglo XX.

Y los que se animaron son Lydia Lozano ( que no sale desnuda sino que posa junto a un desnudo integral de Kiko Hernández), Raquel Bollo, Terelu, Kiko Hernández y Kiko Matamoros posaron entonces imitando a diversos personajes que en su día fueron protagonistas de portadas donde marcaron o hicieron historia. Pues listo, ya tenemos las fotos ahora pasan por caja y, por supuesto, al plató a poner el morbo de los televidentes a tope, que aquí el tema es eso: crear tema y lograr audiencia.

Terelu aprovecha el supuesto vídeo que un ex novio suyo dice tener (a saber si es verdad y existe el famoso vídeo o es otra excusa para llamar la atención) y con ese tirón mediático posa al estilo Marilyn Monroe –por favor, agua y aceite pues no se podrá parecer ni que nazca mil veces- sale cubierta con un pañuelo de seda que lo sostiene con los dientes. Un mar de Photoshop que la rejuvenece y le quita ingente cantidad de kilos. Emulando a la actriz, mostrando unos labios llenos de rouge y con el lunar que, por supuesto, no podía faltar.

Mostrando ombligo, Raquel Bollo imita a Janet Jackson, que en el año 1993 protagonizó la portada de Rolling Stone y que en su día fue un escándalo mediático de proporciones. Es quizás la más digna de las 4 fotografías de los colaboradores.

Lydia Lozano y Kiko Hernández se retratan intentando emular a Yoko Ono y John Lennon pero sinceramente es eso: un intento de emulación bastante torpe con un resultado pobrísimo, donde la Lozano luce una melena azabache. La pareja original posó bajo el famoso lema de “haz el amor y no la guerra”, mientras que los dos colaboradores de “Sálvame” en realidad no se comprende bien qué imitan.

Por último, un Kiko Matamoros luce músculo y es el más cercano a la portada original que en su día protagonizó David Beckham en el año 2004 para la Vanity Fair, en este caso a pesar de lograr acercarse a la portada original y como era de esperar, la producción mete la pata por que si se intentaba recrear portadas del siglo XX, la de Matamoros está fuera de siglo. Eso sí: sea un verdadero fiasco o no, el objetivo está más que logrado, Sálvame tiene varios programas asegurados con los morbosos de turno y los curiosos de siempre con la cara pegada a la pantalla.

Curiosamente es lo que vende, lo que la gente lee o consume viendo TV, tristes y torpes reproducciones, que anuncian como desnudos integrales o, como mínimo, desnudos que incendien las redes y, por supuesto, son decenas de horas y semanas enteras donde el programa se centrará en eso, mientras la máquina de facturar hace su trabajo, tan curioso es que tengan patrocinadores que mantienen el programa, cosas de la vida, empresas que venden productos desde la mediocridad. 

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más