Todo parece indicar que la rebeldía es una de las herencias más frecuentes de la familia Guzmán; así como Alejandra ha sido reconocida como la intérprete más atrevida de México, su hija Frida Sofía está dando de qué hablar en los medios de comunicación por su desinhibes al mostrar su cuerpo en público. La noticia de la pose desnuda de la joven para la revista Playboy, que saldrá a la venta el próximo año, ha levantado expectativas; pero poco asombro.

Frida Sofía declaró no haber tenido en cuenta el permiso de sus padres. Sus declaraciones demostraron toda despreocupación sobre el tema, sobretodo de lo que pudiera pensar su abuela Silvia Pinal: "no es la primera vez que esto ocurre en la familia" aseguró la joven y recordó el mes de septiembre de 1993 cuando su madre fue fotografiada en color sepia para la misma revista que ella posó en esta ocasión, mostrando los tatuajes de su cuerpo.

También puso el ejemplo de su tía Stephanie Salas.

"No hubo tema sobre la mesa en mi casa" fue su expresión más común. La misma "libertad" que proclama Alejandra en sus canciones han caracterizado las relaciones con su hija. Sus consejos fueron: "eres dueña de tu cuerpo, piénsalo bien y si estás decidida… busca a un profesional".

La hija de la Guzmán dejó clara su postura de defender sus decisiones, sean las que sean: "ya soy mayor de edad y hago lo que yo quiera". Además filosofó otro tanto sobre lo relevante que puede considerarse en pleno siglo XXI que una chica muestre su cuerpo al desnudo, considerándolo normal: "ya no es una cosa extrema quitarse la ropa, aparte ya me han visto, siempre ando en bikini, vivo en Miami".

Por su parte, su padre, el empresario Pablo Moctezuma, solo tuvo el privilegio de la notificación.

Vídeos destacados del día

Frida considera esta acción suficiente para mantener las relaciones en armonía. El mundo del espectáculo la ha hecho independiente, segura y con una dureza de carácter infranqueable, se considera una mujer que nació para estar frente a las cámaras.

Recordemos que el anuncio del embarazo de su madre se hizo en pleno auge de la carrera, tuvo cobertura masiva en México y causó una especie de conmoción cuando, el 13 de marzo de 1992, Frida Sofía vino a ser centro, por primera vez, de miles de lentes.

La historia pone el sello de distinción en esta familia de mujeres que parecen mantener un muro poderoso entre la vida, la libertad y las obcecaciones sociales: Silvia Pinal se enfrentó al mundo cuando decidió casarse con el cantante juvenil de los años 60, Enrique Guzmán Vargas, debido a la gran diferencia de edades; Alejandra ha luchado contra las drogas, el cáncer y es ahora una de las artistas más atrevidas y queridas; y Frida Sofía no quiere pasar desapercibida entre las páginas de una familia de mujeres intensas.