Después del ingreso a prisión de Isabel Pantoja y de intentar por todos los medios que la tonadillera no entrará a prisión, Kiko Rivera vuelve a su lugar de trabajo. El DJ trabaja desde hace dos fines de semana en la Discoteca Sevillana Hoyo 19, a la que va cada domingo para pinchar junto a su amigo Borja Aspe. Y el primer domingo de ingreso a prisión no ha sido la excepción.

Kiko acudió como siempre junto a su novia Irene Rosales, a pesar de que los medios lo estaban esperando para que hiciera alguna declaración, no ha querido referirse a su madre, bueno en realidad no ha querido hablar. Lo que sí se lo pudo ver bastante triste y afectado y con un look bastante extraño para él, entró con gafas de sol, una chaqueta de béisbol y deportivas.

Kiko, como era de esperarse, se refugiará en la música para pasar los malos momentos que está sufriendo en su vida personal a causa de su madre.

Por su parte, Isabel parece que se ha adaptado bastante bien a su nueva vida, aunque todo apuntaba a que la tonadillera estaría en una habitación individual, finalmente no fue así, se encuentra en una habitación doble y parece que se lleva muy bien con su nueva compañera. Ya tiene obligaciones que hacer, como es la de limpiar el comedor, y, según se ha informado, lo ha hecho muy bien y sin ningún problema. De cualquier manera, la Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias (Acaip) ha denunciado que hay trato de favor hacia ella y, por ello, ha pedido el cese de la directora del centro.

Isabel se encuentra en el Módulo de Respeto, en la celda 1, este primer fin de semana la tonadillera no ha recibido visitas, pero sí que ha realizado una llamada a su familia para explicarles cómo estaba llevando su vida dentro de la prisión.

Vídeos destacados del día

El afortunado de recibir esta llamada ha sido su hermano Agustín Pantoja, quien es el encargado ahora de la familia, él es el portavoz y administrador de la familia Pantoja.

Al ingresar a prisión, la cantante tuvo que pasar por el reconocimiento médico y psicológico, en el cual pudieron ver que se mostró muy fuerte, a pesar de lo débil que se encontraba por el hecho de tanto llorar debido al ingreso. Parece que la cantante los días previos al ingreso se los pasó llorando, ya que veía el ingreso inmediato a prisión, y, debido a esto, tampoco había comido mucho, con lo cual se encontraba físicamente débil.

Según los informantes, dentro del Centro Penitenciario Alcalá de Guadaíra Isabel se desenvuelve entre sus compañeras con actitud humilde y educada, de hecho, pide las cosas "por favor", eso es lo que han destacado del comportamiento de la cantante dentro de la prisión. Por su parte, la han puesto encargada de la limpieza del comedor, tarea que, según han mencionado, también la está cumpliendo muy bien.

La que no se ha pronunciado al respecto es Chabelita, que está en un silencio absoluto. Diferente a su prima Anabel Pantoja que al menos ha tuiteado un comentario para apoyar a su tía en este primer fin de semana de encierro.