El cantante conocido Usher pensaba que la pesadilla que había vivido unos años atrás estaba ya olvidada, pero la amenaza ha aflorado más que nunca. En 2010 alguien anónimo consiguió hacerle con el netbook del artista, el cual se encontraba en su coche, robándolo -este portátil, otro más, dos videocámaras y una cantidad de joyas con un valor de un millón de dólares- y encontrando en él un vídeo en el que salían ciertas escenas de contenido altamente privado con su ex-esposa.

El ladrón intentó conseguir una gran cantidad de dinero a cambio de no difundirlo pero le salió el tiro por la culata cuando ninguna empresa de publicidad pudo comprárselo por haber sido robado. El poseedor del vídeo sigue intentando difundirlo a través del mercado ilegal.

Quizás la avaricia le lleve a meterse en un buen lío, y más con todos los casos que se están dando últimamente sobre la invasión de la privacidad de los famosos -como las fotos extraídas del iCloud de Jennifer Lawrence, Scarlet Johansson...

o el vídeo de contenido X en el que aparecía Iggy Azalea y también fue robado-. Dejar rastro en Internet es muy sencillo, y jugar con delitos tan graves como estos puede comportar hasta una excursión a la cárcel durante un periodo de tiempo.

El cantante, al ver invadida su privacidad de una forma muy peligrosa, ha acudido rápidamente a la ley y su caso se tendrá controlado. La otra persona protagonista del vídeo, Tameka, su ex-mujer, parece mantener la calma delante de las preguntas públicas y dice que el contenido del filme no es más que algo que haría cualquier pareja en sus momentos íntimos; en este caso, el apuro y la incomodidad de él aparentan ser mucho mayores.

Las nuevas tecnologías aportan muchas facilidades a nuestra vida diaria pero confiamos en ella más de lo que deberíamos. No olvidemos que las máximas medidas de seguridad serán pocas si alguien entendido en el tema se propone meternos en un compromiso. Cada uno es libre de pasar su tiempo libre de la forma que quiera, pero quizás inmortalizar el momento pueda traer un susto que otro...

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más