La reciente aparición de la actriz, ganadora de un Oscar por Cold Mountain y de tres Globos de oro por Cold Mountain, Chicago y Persiguiendo a Betty, en la fiesta de los premios Women in Hollywood hace apenas unos días, ha suscitado muchos comentarios y reacciones sobre su rostro, acudió acompañada de su novio el músico Doyle Bramhall, exadicto a la heroína, con problemas para mantener a sus dos hijas fruto de su matrimonio con Susannah Melvoin que terminó en 2010 porque el músico mantuvo una relación amorosa con la cantante Sheryl Crow.

Era habitual ver a la actriz adelgazar y engordar en función de su papel protagonista de Bridget Jones ,pero ahora la diferencia estaba en su rostro, muy cambiado, con menos arrugas y más anguloso.La gran diferencia está alrededor de la zona de los ojos, especialmente los párpados, que siempre han destacado en el rostro de Zellweger. Ha rebajado la grasa y el exceso de piel en sus párpados y ha bajado la posición de sus cejas. Observando las imágenes de la actriz del antes y después del tratamiento, expertos cirujanos, comentan que posiblemente se ha sometido a una Blefaroplastia superior (retirar el exceso de piel de los párpados superiores).

Es probable que también se haya sometido a una extirpación de la acumulación de grasa en las mejillas, y conseguir un rostro más anguloso, así acabar con su redondez de mejillas. A estos posibles retoques estéticos, los cambios propios de la edad y el cambio de hábitos alimentarios más sanos y la práctica de deporte también han influido en este cambio tan visible en Renée, que luce mucho más delgada. La actriz ha hecho saber a través de un comunicado que ha enviado a la revista People, en donde asegura que se alegra que la gente se haya percatado de su cambio de imagen."¡Me alegro que las personas piensen que luzco diferente! Estoy viviendo una vida diferente, feliz, más plena, y estoy emocionada de que al parecer se nota".

Los productores de la película Bridget Jones, están descontentos con su nuevo aspecto, piensan en reemplazarla en esta cuarta entrega, en la que Hugh Grant anunció ya que no formará parte. Incluso existe una posible sustituta en mente la actriz Reese Witherspoon, ganadora del Oscar por En la cuerda floja y protagonista de comedias como Una rubia muy legal.

Haz clic para leer más