Parecería broma lo de ver a la estrella del pop Justin Bieber encaramado en una escalera, evitando caerse mientras en una mano lleva un cubo de pintura y en la otra una brocha, y no precisamente para pintar la Capilla Sixtina al más puro estilo Miguel Ángel. Tampoco es el video clip de su último éxito musical…es simplemente la sanción que deberá cumplir por el caso de tirarle huevos a la casa de un vecino.

Y no solo es el ego del canadiense lo que va a ser afectado, pues tiene que desembolsar la nada despreciable suma de 80 mil dólares como parte de su condena, junto con 12 sesiones con un terapeuta para aprender a controlar su ira, además de los cinco días de labor manual, que incluyen además de la pintura, el mover muebles de un lado a otro del centro de MusiCares, una fundación en Los Ángeles que ayuda a músicos con problemas de salud, adicciones y otras cuestiones.

Anuncios
Anuncios

Por supuesto, a la estrella adolescente le pudieron haber ordenado que diera clases en este centro, pero sus continuos choques con la ley aconsejaron al juez en este caso darle una lección más física, para ver si este trabaja con los problemas de personalidad que van plagando su muy exitosa carrera artística.

En estos casos de servicios comunitarios en los Estados Unidos, los convictos sentenciados a realizar trabajo comunitario generalmente tienen tres opciones: la recogida de basura en calles y autopistas, la eliminación de graffitis de las paredes por toda la ciudad, o la limpieza de playas.

Asi lucirá justin Bieber en su nuevo trabajo
Asi lucirá justin Bieber en su nuevo trabajo

Pero, el problema que generaría Justin Bieber en cualquier locación donde fuera a ejercer su trabajo, sobrepasa incluso lo estricto de las leyes en estos casos, por lo que se buscó una solución alternativa.

Solo imaginen cuan largo seria el embotellamiento en cualquier punto de la ya muy difícil ciudad californiana si alguien avistase a la estrella recogiendo basura. O en la playa, la aglomeración de curiosos y fans, sumados al personal de seguridad requerido, convertirían el lugar en un sitio realmente dantesco.

Anuncios

Por lo tanto, se buscaron precedentes para que, aun cuando se mantiene el castigo, este no amenazase la integridad física del cantante, pues la idea es educarlo, no causarle prejuicios físicos. Tanto el Departamento de Correcionales como el juez entendieron que el trabajo en las instalaciones de MusiCares era lo suficientemente fuerte como para cumplir su objetivo.

Según el sitio de chismes de Hollywood, TMZ, el abogado del cantante Shawn Holley, se presentó este lunes en la corte y aseguró que Justin cumpliría las tres partes de la sanción antes del próximo 10 de febrero.

Claro está que necesita continuar con el trabajo en el que es bueno, para poder pagando las multas enormes que sobrevienen luego de sus ataques de ira. Porque, en serio, ¿alguien cree que pintando con brocha gorda lo logre?

Haz clic para leer más y mira el vídeo