El cantante canadiense parece que tiene un pacto con la justicia ya sea en su país de origen, en Estados Unidos o en cualquier otro lugar donde actúe. Esta vez ha sido citado por un juez en Buenos Aires, Argentina, por la presunta agresión que sufrió un fotógrafo por uno de sus hombres de seguridad cuando este se encontraba en una discoteca de la ciudad.

Para hacer un poco de historia, los hechos se remontan al año 2013, cuando el cantante dio tres Conciertos en la capital de Argentina durante el mes de noviembre, fue entonces cuando el fotógrafo Diego Pesoa quiso realizarle unas instantáneas y sus guardas de seguridad le agredieron dándole un golpe en la cabeza y una patada en el abdomen, este interpuso una denuncia, y ahora el juez Facundo Cubas le llama a declarar en un plazo de 60 días "debido a un caso de sospecha que habilita su convocatoria", también deberá presentarse el guardaespaldas que efectuó los golpes al fotógrafo, y de no hacerlo sin justificación, se expedirá una orden de captura, así lo ha dicho el juez.

La información la ha suministrado la Agencia Estatal de Noticias, Télam.

Justin siempre está involucrado en escándalos que le llevan a los juzgados. Este año, una Corte de Justicia de la ciudad de Toronto emitió una denuncia por la misma causa: agresión, esa vez a un conductor de una limusina el 30 diciembre del 2013 cuando se desplazaba en ella por la ciudad en compañía de unos amigos. Gracias a que el fiscal no vio hechos razonables para la acusación y por consiguiente para condenarle, se retiró la denuncia en el mes de septiembre.

Parece que a Bieber le gusta aparecer en las noticias más por sus hechos bochornosos que por su música, como: arrojarle huevos a su vecino que se quejaba del ruido originado por una fiesta en su casa ubicada en California; el hecho fue calificado como un acto de vandalismo por parte del cantante y fue condenado a pagar una multa por la cantidad de 65.000 euros y cinco días de trabajos comunitarios, y es que los vecinos se quejaban constantemente por las ruidosas fiestas que organiza en su mansión, e incluso uno de ellos dice haber recibido un escupitajo.

Vídeos destacados del día

Hay una serie de hechos que poco favor hacen al cantante, como conducir de manera temeraria por la urbanización donde reside, la detención en un aeropuerto por llevar como mascota a un mono capuchino, pintar las paredes de un hotel, conducir bajo los efectos del alcohol y drogas, la cancelación de conciertos, encontronazos con otros cantantes... la lista es bastante larga para la corta edad de Bieber, ya hasta su madre ha pedido a sus fans que recen por él.