El futbolista brasileño Ricardo Kaká ha confirmado de manera conjunta con su esposa Caroline Celico, con la cual ha compartido nueve años de matrimonio, que se han separado. La pareja que tiene dos hijos en común, Luca e Isabella, ha afirmado que la decisión fue de mutuo acuerdo, así es como han presentado un comunicado a los medios: los dos juntos, explicando que ambos se tiene "respeto, gratitud y admiración el uno del otro". Y que esperan que los medios sean comprensivos en cuanto a la privacidad en estos momentos, que están atravesando.

Anuncios
Anuncios

Los rumores de separación ya venían circulando desde hace meses, pero como ninguno lo confirmaba no se podía decir mucho más al respecto. No obstante, los indicadores no fallaban, ya que los rumores saltaron cuando el futbolista se fue solo de vacaciones en el mes de junio a una isla paradisíaca, mientras Caroline se quedaba en Brasil junto con sus hijos.

Ahí comenzaron a circular rumores de todo tipo, pero sobre todo una relación amorosa del jugador con Miss Brasil 2014, Jakelyne Oliviera, aunque no hubo confirmación de tal relación ni se los pudo pillar en situación comprometida.

Kaka y Caroline se separan, así lo han comunicado.
Kaka y Caroline se separan, así lo han comunicado.

Además, en ese momento el matrimonio salió unido como siempre han hecho sus declaraciones, diciendo a los medios que no era cierto y que estaban en un buen momento.

Sin embargo, un par de meses después empezaron a correr los rumores nuevamente toda vez que no se les veía tan unidos como antes, así fue como en septiembre Caroline reconoció que estaban pasando una crisis matrimonial, lo que era lógico, según expresó ella, ya que llevaban 13 años juntos, y una crisis la tiene cualquier pareja.

Anuncios

Pero para los medios hasta hace dos días seguían posando como la familia perfecta, de hecho la última instantánea familiar fue realizada en una boda el sábado pasado, donde posaba la familia entera, y que Caroline se ha encargado de hacer pública en su perfil de Instagram.

Ambos siempre han reconocido ser una pareja muy religiosa, con decir que ambos llegaron en celibato al matrimonio y seguido por el hecho de que en más de una entrevista Kaká dijo que "si no fuera futbolista sería un pastor evangélico".

Ambos formaron parte de una comunidad evangélica de Sao Paulo hasta 2013.

Aun hasta para anunciar su divorcio se han mostrado unidos y han hecho un comunicado en forma conjunta y adulándose mutuamente. Esperemos el divorcio sea tan amistoso como ha sido todo hasta ahora.

Haz clic para leer más