Carlos Medina ha sido uno de los concursantes más polémicos de la segunda edición de Top Chef, el programa de Antena 3 presentado por Alberto Chicote. El chef ha sido el último expulsado del concurso, y su salida no le ha sentado nada bien. Cuando el jurado le dijo la famosa frase de “recoge tus cuchillos y vete”, el cocinero valenciano no quiso escuchar las opiniones de Alberto Chicote, Yayo Daporta y Susi Díaz, y se marchó de forma bastante brusca con un “muchas gracias” como toda despedida. Cuando llegó junto a sus compañeros, les pidió que no se levantaran a despedirle ni le hablaran, pues no necesitaba sus palabras de “compasión”. Su despedida, por tanto, distó mucho de ser perfecta.

Una vez fuera del programa, Carlos concedió una entrevista a ABC en la que se despachaba a gusto contra el programa. El cocinero acusa a la cadena de manipular y dañar su imagen, calificando el concurso como “basura”. También afirma que el concurso le ha perjudicado, pues se ha falseado su imagen a costa de buscar audiencia. El chef justifica esto aludiendo a que a nivel de producción hay un mismo episodio en el que sale en la misma frase y las imágenes pertenecen a días distintos, pues aparece con diferentes barbas. También indica que a nivel profesional no le ha ayudado nada, y que si pudiera volver atrás no se presentaría, aunque a nivel personal se lleva el haber conocido a buena gente y buenos cocineros.

Según los medios, esta entrevista no está editada, existiendo una grabación en la que Carlos Medina se expresa tal cual frente al programa. Sin embargo, horas después de su publicación, el chef se retractó en la red social Twitter, diciendo que dicha entrevista ha sido descontextualizada y con “cero rigor periodístico”. También utilizó Twitter para pedir disculpas y alabar la labor y profesionalidad del equipo detrás de Top Chef, y de los beneficios que le ha aportado.

La verdad, estamos desconcertados ante tanta contradicción, y no sabemos muy bien con qué quedarnos, pues esto sólo ha servido para fomentar su imagen conflictiva.

Ahora ha empezado un nuevo proyecto en Welow & Befour, Madrid, junto a Ximo Sáez y Paco Torreblanca. Deseamos mucha suerte y sobre todo paciencia a su equipo.