Los padres de la ex estrella de Nikelodeon ya no quieren vivir más con ella debido a los constantes disturbios que genera y las negativas declaraciones que la joven suele dar sobre ellos, lo cierto es que Amanda Bynes desde que salió de la clínica de rehabilitación donde fue internada sin su consentimiento, se ha estado alojando en los hogares de personas allegadas a ella como su estilista y otras dos amigas que han decidido prestarle su techo hasta que consiguiera un lugar donde vivir.

Una vez que Amanda se retiró de dichas viviendas, comenzaron las polémicas ya que sus compañeras de piso y sus familiares la acusaron de haber realizado daños en las propiedades, quemó alfombras con cigarrillos, ensució alfombras y lavabos con tintura para cabello azul, etc.

La que más se disgustó ante este hecho fue la madre de una de las jóvenes que decidió darle alojamiento a Amanda por unos días, ya que el departamento no era suyo sino que lo estaba alquilando y ahora debe pagar para arreglar los daños realizados por Amanda. La mujer llamó a los padres de la rebelde actriz ya que son ellos quienes poseen su tutela, y tras contarle lo ocurrido en el departamento de su hija les solicitó que le dieran 1500 dólares para poder arreglar los daños causados por Amanda.

Por supuesto tanto Rick como Lynn Bynes, cansados de los constantes disturbios que rodean a su hija, se negaron ante el pedido diciendo que toda persona que le permita vivir a Amanda con ellos sabe a qué se están sometiendo y debe asumir el riesgo a que estas cosas sucedan ya que su hija posee una inestabilidad mental.

Vídeos destacados del día

Una de las conocidas de Amanda declaró a TMZ que vivir con la ex estrella Nickelodeon fue como convivir con dos personas a la vez, a veces ella se mostraba dulce y callada y otras veces su personalidad era totalmente distinta, se la veía enfadada y muy grosera.

Lo cierto es que cada vez parece más complicada la vida de Amanda Bynes y cada vez se la ve menos estable, hace poco los fotógrafos la encontraron durmiendo en un sofá del centro comercial de Beverly Hills y recientemente se ha mostrado con un nuevo look pese a haber declarado no tener plata para conseguir un lugar donde vivir.