Al final se recordará esto como una anécdota sin importancia, pero ya tenemos tema polémico para unos cuantos días. Antes del clásico futbolístico Real Madrid-Barça hubo el reportaje de TV3 recordando ciertas cosas inconfesables del pasado madridista. Hace dos años y medio fue la parodia de "Les Guignols de L'Info" de Canal + Francia sobre los deportistas españoles, que casi provoca un incidente diplomático por parte española.

O hace un cuarto de siglo, Jordi Culé en TV3 burlándose del Real Madrid, con los madridistas negándose a hablar con el canal catalán…

Los dos últimos casos son de programas de humor, de culturas distintas a las del parodiado. Pues el que comentamos aquí es similar, y un modelo de programa de humor políticamente incorrecto, el "Polónia" de TV3, que lleva ocho años parodiando a la clase política catalana y española sin contemplaciones.

El PP catalán ha digerido mal la parodia de un Rajoy acorralado dentro de una parodia de la mítica escena de la película alemana "El hundimiento", sobre los últimos días de Hitler. Ha sacado un término, "Banalización del nazismo", que mira qué casualidad, hemos oído de miles de personas, sobre todo de Catalunya y de la izquierda, al oír que cualquier crítica contra el PP era "nazismo". El gag es como todos los del programa, donde cualquiera que los haya visto en Internet, sobre todo YouTube, saben que se parodian a todos los políticos, da lo mismo que sea el Rey de España o el President de la Generalitat.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Televisión

Y las parodias de humor son eso, sin concesiones.

Y es extraño que ahora el PP se queje por un gag del "Polònia" sobre su líder, cuando dirigentes del PP catalán se ríen con el programa, y hemos visto a Josep Piqué o a Alícia Sánchez Camacho invitados al mismo, hablando con los actores que les imitan o haciendo de sí mismos en un gag.

Pero es que quien ha expresado la queja es Enric Millo, dirigente del PP catalán, no uno del PP en Madrid que no sabe ni de lo que habla.

Eso sí, no ha hecho como un periodista de "El País" que hace poco criticaba a TV3 y decía que cambiaba de canal para ver a Torrente y a Paquirrín, que le hacían más gracia. Hombre, Torrente… tiene un pase, pero… ¿Paquirrín? Mejor no decir lo que pienso… éste tío es capaz de rechazar a Woody Allen para ver a Mariano Ozores.

Los políticos nunca aguantan bien, salvo excepciones, parodias humorísticas que les bajen del altar en que ellos mismos o sus asesores les suban; sólo les gustan las que parodian a los de los otros partidos.

Pero el "Polònia" ha sabido parodiar en su justo término a políticos como el Rey, incluso en el genial gag que le parodiaba cuando su frase de "¿Por qué no te callas?", haciéndole decir hablando con Toni Soler, el director del programa, "Si no os cerramos el programa es por que así nos hacemos los 'enrollaos'". Algo así pasa con todos los políticos, y más con los que están obsesionados con cerrar TV3.

Me recuerdan al hashtag de Twitter "Por el cierre de Canal + Francia" que apareció en la red social cuando lo que conté al principio de este artículo.

Televisió de Catalunya ha reaccionado adecuadamente, pues si es un programa de humor y parodia, como he dicho antes, Artur Mas también ha recibido sus parodias brutales, como cuando le sacaron en programas japoneses de pruebas duras tipo "Endurance", o parodia a las abuelas catalanas independentistas como las obras teatrales de La Cubana.

Los catalanes también sabemos autoparodiarnos y peor si no lo entienden en otro sitio.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más