La historia de esta semana no empezó con  muy buen pie, ni terminó tampoco. Los protagonistas de este programa fueron Iván, como "Adán", y Sara y Daniela, como "Eva". Como ya es habitual la presencia de un chico y dos chicas no iba a ser menos en el programa de esta semana. Sin embargo, una chica nos sorprendió con que era bisexual. Así pues, los roles cambiaban un poco.

Para comenzar, definiremos un poco la actitud de Iván, es un chico joven, un poco inexperto con como tratar a las mujeres, además de un poco materialista, reconociendo abiertamente que deseaba encontrar a una chica con padres adinerados para que así ser mantenido por ella y por sus padres.

Su profesión es dependiente en una tienda de ropa y proviene de la provincia de Castellón.

El chico, al conocer en primer lugar a Sara, declara que es una chica que no es de su agrado, afirmando "me esperaba una chica más guapa. Os lo podríais haber currado más". Pero, aun no conocía toda la verdad sobre la aparición de otra chica.

Justo cuando Iván y Sara tienen su primera discusión, aparece Daniela para cambiar el ambiente de "mal rollo", ella es de Madrid con orígenes brasileños, se define como que posee un corazón indomable y muy salvaje. Además de decir que mucha gente que la conoce piensa que es una mujer fatal.

Cuando Iván y Daniela tienen su primer encuentro a solas, sin la presencia de Sara, Daniela le confiesa que le gustan las mujeres y que su definición no sería de bisexual, sería de "curiosexual", haciendo referencia a que es una chica muy curiosa frente al sexo y que más de una vez ha tenido algún trío con una chica y un chico.

Vídeos destacados del día

La belleza de Daniela ha aflorado los sentimientos del "Adán" de esta semana, provocando en él impotencia ante la situación de poco acercamiento con ella. Además, afirma "quiero llorar porque con Sara mandaba yo, y ahora no".

Esperando el final, por fin Iván decide cual es su Eva, escogiendo al fin a Daniela, porque le gusta físicamente básicamente. Dejando a Sara con una buena amistad con Daniela. Cuando tuvo que decidir Daniela si era su "Adán" decidió que no, ya que no tenían las mismas aspiraciones.