Hace unos días el conocido presentador televisivo y publicista Risto Mejide confesaba en una conferencia que durante su infancia llegó a sufrir acaso escolar. En la misma conferencia La gestión del bullying en los centros educativos, él mismo expresaba con bastante claridad los hechos de su infancia. Así mismo también destacaba el trabajo social y su importancia en los campos que llegan a tratar.

Tras desvelar ese posible Secreto, siempre se mantuvo seguro de cómo actuar y cómo dar a ver su propia infancia. Además añadía que el haber sufrido eso anteriormente le sirvió después para reaccionar de manera notable a lo largo de su vida.

Era tal el sufrimiento que padeció que había momentos de mucha tensión donde sus compañeros de clase, al acabar el colegio, le cogían y le arrinconaban entre todos para después hacerle la "vaca". Este tipo de concepto trataba en coger a un niño, abrirle las piernas y, acto seguido, propinarle una serie de patadas en la entrepierna. Podría decirse que era una situación un tanto incómoda para él. A medida que pasaba el tiempo y que la cosa no cambiaba, un día, el propio Risto al hablar con su madre tomó la mayor decisión de su vida. Esa decisión fue la de enfrentarse a sus miedos. Por eso mismo, una tarde al salir del colegio se enfrentó a sus miedos y se plantó delante de los compañeros de su clase con una figura serena y una mirada fija en ellos. El presentador comentó que esa escena les dejó sin palabras a los demás.

Vídeos destacados del día

Ahora bien, muchos de nosotros o nosotras, tras haber descubierto este hecho, pensaremos que a raíz de lo que le sucedió en su infancia él muestre su forma de ser así por ese motivo. En cambio, según él, nos equivocamos todos. El expresaba que "no tiene que ver nada con lo del tema del bullying". De nuevo Risto Mejide nos ha sorprendido con otra declaración que nos hace plantearnos muchas cosas. Le recordamos por sus actuaciones en Operación Triunfo, pero actualmente está trabajando en una serie que está teniendo buena audiencia, Viajando con Chester. Toda persona se merece alguna oportunidad y Risto nos ha demostrado que con hechos se arreglan las cosas. Risto fue, es y será así nos guste o no nos guste.