Isabel Pantoja ha pedido a la Audiencia de Málaga que suspendan su condena de entrar a prisión. La Audiencia de Málaga es la encargada de la ejecución de la sentencia por ello la Patoja se ha referido a ella para que la suspenda. La sentencia que la condena a dos años de prisión y al pago de una multa de más de un millón de euros por un delito de blanqueo, aún sigue en pie. Pero la artista no deja de presentar recursos para que le suspendan esta sentencia.

En octubre del 2010 la tonadillera ofreció parte de sus bienes para hacer frente a la fianza de responsabilidad civil que le impusieron mediante el juez y que se elevaba a los 3,7 millones de euros, por ello ahora pidió que se adecue la multa ya que considera es excesiva.

Los abogados de la artista están poniendo todos los medios que tienen a su disposición para que Pantoja no ingrese a prisión, a recurrido a todos los medios legales, han pedido que se suspenda el ingreso a prisión argumentando que la artista reúne los requisitos para que le suspenden la pena.

Para demostrar que quieren solucionar el tema los abogados han realizado una transferencia de 100 mil euros como parte de la multa que tiene impuesta la artista. Es una manera de poder demostrar la buena voluntad que están poniendo para pagar la multa y también han aclarado que están pendientes de un recurso que se envió al Tribunal Constitucional.

El curso que lleva el escrito es que primero llega al Tribunal de la Audiencia, una vez que lo tiene en su poder lo remite a la Fiscalía para que lo pronuncie, pero en estos procedimientos nunca hay mucha experiencia en que la postura de Anticorrupción con los condenados sea positiva en su resolución, ya que todos los condenados que la han pedido la suspensión de la pena, la Fiscalía se ha opuesto.

Vídeos destacados del día

De cualquier manera aunque lograran convencer a la Fiscalía para que Isabel Pantoja no entre a prisión, la palabra definitiva la tiene el Tribunal de la Sección Segunda de la Audiencia de Málaga que es la que se encarga de la ejecución de la sentencia. Por ahora con el pago de los 100 mil euros y el pedido de suspenso, la artista sigue en libertad, a la espera de la resolución.