No teníamos ninguna pista de quién iba a ser el presentador de los Oscar en el 2015. ni siquiera había rumores acerca de que su maestra de ceremonias del año pasado, Ellen DeGeneres, tras su éxito con las pizzas y sobre todo con el selfie más famoso de la Historia, intentara repetir hazaña. Pero no ha sido ella la elegida esta vez, sino uno de los cómicos más queridos de la Televisión americana, y por extensión de la española, debido a su sitcom Cómo conocí a vuestra madre.

Anuncios
Anuncios

En ella interpretó al famoso, amado y odiado, Barney Stinson. Y no solo fue una de las más vistas en los últimos años, sino que ha batido récords de audiencia con el último episodio de la serie, emitido hace pocos meses. En efecto: se trata de Neil Patrick Harris.

Curtido en el mundo de la televisión, en series y películas rodadas para la pequeña pantalla, se le ha podido ver en la grande en las aventuras infantiles de Los pitufos, primera y segunda parte, y recientemente, ya en el cine adulto, en Perdida, de David Fincher, en la que tiene un papel pequeño pero fundamental en la retorcida trama.

De hecho, posiblemente los guionistas de la gala sean conscientes de que los millones de espectadores que estén pendientes de ella el próximo 22 de febrero van a estarlo también de cuándo soltará el chiste referente a sus momentos estelares en el thriller de la temporada.

Será esta la primera vez que se enfrente al reto de mayor envergadura en la industria del entretenimiento, pero Patrick Harris ya tiene experiencia en lo que supone ser un maestro de ceremonias, porque la última edición de los premios Tony, los equivalentes a los Oscar pero en la escena teatral, lo tuvo a él como protagonista y no decepcionó al público.

Anuncios

Solo queda esperar que además de su evidente talento para la comedia, el guion esté a la altura de lo que se espera de la gran noche del cine y ambas cosas se den la mano para que todo salga redondo. Para que Neil Patrick Harris se convierta en el nuevo Hugh Jackman, lejos entonces de las presentaciones realizadas por David Letterman o James Franco, que dejaron el listón realmente bajo, a años luz de las ceremonias presentadas por Billy Crystal o Whoopi Goldberg que con tanto cariño recordamos.

Haz clic para leer más