El programa de Mujeres y hombres y viceversa ya no sabe qué inventarse para mantener la gran audiencia que consigue todos los días. La finalidad del programa supuestamente es -o era- encontrar el amor. La realidad es que cada día parece más una pasarela de modelos, o más bien gente que acude allí para hacerse famoso y ganar dinero a costa de bolos nocturnos, fiestas y confidencias, que algo que facilite a las personas conocerse.

Durante el trono de María, quien finalmente se fue con Noel y rompieron nada más comenzar su aventura juntos, se presentó un pretendiente un tanto especial, que decía venir de Pandora.

Anuncios
Anuncios

Era un avatar (sí, como el de la película) que no dejó ver su rostro en ningún momento; aunque la pintura podía ser un impedimento a la hora de besarse, quería que María lo conociese por su personalidad y no sólo por un físico -todo esto puede sonar a cuento de hadas y la verdadera causa podría ser que sabía que si María le veía sin maquillar no lo aceptase como pretendiente-. Cuando la extronista decidió no irse con ninguno de sus tres pretendientes favoritos, a estos se les ofreció el trono.

Actualmente graban los programas con los tres tronistas a la vez, quienes todavía están decidiendo con qué pretendientas de todas las que entraron en un inicio quedarse. Hoy Avatar ha recibido una sorpresa en plató...

La presentadora, Emma, ha anunciado que venía una nueva pretendienta y que quería conocerle. Esta ha entrado por detrás de los tronistas y le ha tapado los ojos; cuando él se ha girado a mirarla, se ha sorprendido al ver que iba maquillada como él.

Anuncios

"Avatarina", o así se ha presentado ella, ha dicho que quería conocer a su Avatar y que había venido desde Pandora a por él; desde un primer momento él estaba fascinado. Ambos han hablado y bailado en medio de plató, olvidándose del resto de personas que se encontraban allí. El tronista estaba más ilusionado que nunca: aparte de gustarle la chica, había revivido todos los momentos que él había pasado como pretendiente con esa apariencia. Le ha advertido a ella que la competencia era difícil y que tendría que soportar las críticas del mundo humano.

Esto suena un poco a bola... Lo de que tanto le haya gustado... Él mismo dijo, cuando le preguntaron al sentarse en el trono, que si una chica no le entraba por la vista, lógicamente no la sentaría en la silla -un comentario que da que pensar, la "profundidad" que estaba mostrando se la dejó en casa por lo que se ve...- Pero bueno, veremos con qué nos siguen sorprendiendo...

Haz clic para leer más