Más allá de que Kim Kardashian le entregó su corazón a Kanye West, en su adolescencia, la voluptuosa estrella estaba perdidamente enamorada del reconocido actor Johnny Depp e inclusive tenía un poster de su ídolo en su habitación, junto a uno de Leonardo DiCaprio que había puesto su hermana Kourtney. Fue la misma Kim Kardashian quien lo confesó, contando que junto con Kourtney compartían habitación hace años. Ella tenía una gran obsesión con Johnny Depp y a su hermana le sucedía lo mismo pero con Leonardo DiCaprio, tenían las fotografías de sus amados junto a un gran poster de Michael Jackson.

Anuncios

Además, Kim dijo a la revista Marie Clairaque desconocía quién le gustaba a Khloé porque era más chica y no pasaban tanto tiempo con ella.

Por estos días, la infartante morocha se lamenta por haber puesto toda su atención a Johnny Depp y haber descuidado sus lecciones de historia cuando fue a la escuela, lo que le hubiese brindado la posibilidad de disfrutar al máximo de sus viajes por el mundo. Kim Kardashian manifestó que viaja constantemente y cuando visita palacios o castillos donde le explican sobre reyes y reinas que vivían ahí, tiene conocimiento de quiénes están hablando, pero le encantaría poder conocer más de su historia.

En su viaje a Francia, tras su lujoso casamiento con Kanye West, cenaron en casas de distintas personas y todos les mostraban y contaban cosas sobre sus obras de arte, de variados estilos y épocas. Inclusive pasó por Versalles donde le relataron toda la historia del palacio. La morocha aseguró que fue magnífico, pero le habría gustado haber podido entender todo por completo.

Pero a Kim no solo le gustaría dedicarle más tiempo a ser más culta sino también su figura debido a que desde el nacimiento de North dejó varias rutinas de gimnasia que hacía habitualmente.

Anuncios

La estrella se definió como muy atlética. Le gustan mucho los deportes extremos, pero desde que fue mamá no ha podido volver a hacerlos. ¿Volverá la voluptuosa morocha a su rutina de actividad física?