En la casa de Gran Hermano todo puede pasar, y es que como los concursantes dicen, allí todo se magnifica, y los días pueden parecer semanas o incluso meses. Todo se vive con mayor intensidad, y parece que lo que más se magnifica es la falta de cariño, pues todos andan buscándolo como locos.

Después de la decepción que se llevó con Omar, Paula se quejaba de eso mismo. Según la hawaiana, ella necesita alguien que le dé mimos y caricias, que esté pendiente de ella y con el que poder dormir abrazada por las noches. Y ¿quién le proporciona ahora todo ese cariño? Nada más y nada menos que Luis.

El torero se había convertido en su confidente después de la ruptura de Omar con Paula, posicionándose claramente a favor de ésta. Recordemos que Omar y Paula iniciaron una relación sentimental al tercer día de estar en la casa, y todo parecía ir viento en popa. Los dos se dedicaban palabras como “te quiero” o “eres el amor de mi vida”, e incluso hacían planes de futuro para irse a vivir juntos cuando el programa terminase. Pero la relación se vio truncada por la entrada a la casa de Lucía, ex novia de Omar, que éste dejó tan sólo tres días antes de entrar en Gran Hermano. La llegada de Lucía revolucionó la casa, y después de muchas idas y venidas, Omar decidió volver con ella.

Así, Paula quedó echa un mar de lágrimas y sin poder entender cómo los sentimientos de Omar podían haber cambiado de un día para otro. Pero ahí estaba Luis para secar esas lágrimas y apoyarla, diciendo que “Omar no se había comportado como un hombre” y que “ella merecía mucho más”. Poco a poco se ha ido produciendo el acercamiento entre el torero y la hawaiana, hasta el punto en el que ahora duermen juntos y abrazaditos dándose besos y caricias.

Luis ha afirmado que su compañera le parece extraordinaria, pues es dulce, espontánea y muy guapa, y que siente feeling con ella. Tampoco se ha quedado corto alabando su culo, diciéndole directamente “menudo culo que Dios te ha dado”. ¿Le gustará realmente Paula, o será una estrategia para ganar seguidores, sabiendo que ella puede ser una de las favoritas?

Por su parte, Paula dice que lo ve como a su hermano mayor, pero dado que el roce hace el cariño, y que ella se encuentra en una situación muy vulnerable, no sabemos si caerá rendida ante los encantos del torero.

Y es que ya se sabe, un clavo saca a otro clavo.