Gran Hermano 15 promete ser polémico cada día, así lo veníamos anunciando, y así va sucediendo, la última concursante en entrar, ha sido la bomba del programa, y que mejor que ella para ser la protagonista principal del reality.

Lucía ha sido la concursante que entró a Guadalix hace pocos días, entró como la ex-novia de Omar. Lucía y Omar tuvieron una relación de pareja durante 3 años que acabó pocos días antes de que Omar entrará al reality. Parecía que a Omar no le había importado mucho dejar ésta relación, ya que entró con todas las pilas a Guadalix y enseguida se fijó en Paula, con quien desde el primer día, se la pasaron a besos y abrazos, no hubo edredoning (según Paula) porque ella no quería, pero consumaron su amor en la ducha, donde las cámaras no llegan.

Anuncios

Pasado todo esta historia bonita de amor, y cuando iba viento en popa, llegó Lucía.

Paula se había quedado sin pareja debido al abandono de su compañero, el mexicano que abandonó la casa,pocos días después de comenzar el reality, entonces la producción de Gran Hermano decidió enviarle una pareja nueva, y quien mejor que la ex de su actual pareja. Paula la recibió toda emocionada pero cuando se enteró quien era, estalló en un ataque de celos, se la pasó criticándola delante de todos sus compañeros, ¿cómo era capaz de hacer algo así, de venir, de participar, de interrumpir así en la vida de Omar y ella?.

Lucía desde el primer momento dijo que no quería malas rollos y que ella venía a concursarse.

Y así fue, se la vió despreocupada en todo momento, y demostrando que no le importaba lo que pasaba entre Paula y Omar , a pesar de que los compañeros le preguntaban y la provocaban al respecto, ella siguió en sus trece. Finalmente estalló, lo que todos esperaban y Lucía confesó a Omar que entendía que lo había perdido y que se sentía "vacía", estuvieron solos hablando varias horas, hasta que Lucía besó a Omar, y así fue la reconciliación de esta pareja que aún tienen muchos sentimientos por demostrar.

Anuncios

Entre ellos todo perfecto, pero Paula ha quedado como un alma en pena llorando por todos los rincones de la casa, y con derecho, ya que minutos antes de reconciliarse con Lucía, Omar le había dicho a Paula "te amo", palabras muy fuertes para luego irse con la ex.

El culebrón recién empieza… ¿quién se lo querrá perder?