Frank Cuesta, más conocido como Frank de la Jungla por ser protagonista en programas como La selva en casa o Wild Frank, está viviendo junto con su familia un gran calvario a nivel personal, exactamente en el ámbito familiar. Es bien sabido que tanto Frank como su exmujer Yuyee colaboran en la investigación y la lucha contra las mafias ilegales de tráfico y explotación de fauna salvaje entre Tailandia Laos y Myanmar.

Parece ser que en 2012, unos meses antes de que iniciaran sus problemas, intentaron poner a las autoridades tras la pista de una mafia de tráfico de tigres y todo tipo de especies en grave peligro de extinción, que actuaba en Myanmar, donde existe un gran mercado para este tipo de género que aumenta su precio según avanza por China.

Anuncios

La zona fronteriza entre Myanmar y China es de algo riesgo para los turistas, que no tienen permitido el acceso siendo denegado por las estrictas leyes de la China comunista, dificultando mucho más las investigaciones. Al ponerse en contacto con el director general de la policía de la zona norte de Tailandia toparon con una gran dificultad, personaje que después dimitió al verse involucrado en escándalos de corrupción Tailandeses.

El día 10 de Noviembre de 2012 Yuyee, acompañada de Frank, fue interceptada en el puesto de aduanas del aeropuerto Don Mueang en Bangkok, donde se incautaron entre sus pertenencias una muestra de una sustancia que parecía ser cocaína en cantidad de 0,005 g (una cantidad mucho menor que la necesaria para preparar una dosis).

A Yuyee se le ofreció la posibilidad de declararse culpable, lo que conlleva quedar en libertad condicional a espera de juicio a cambio de una pequeña multa abonada en el acto en una comisaria después de un periodo de detención. Las muestras de orina y sangre que se hacen para este tipo de casos dieron resultados negativos en cualquier tipo de droga.

En el juicio de Yuyee, que si mis pesquisas no fallan fue el 11 de Junio de 2014, la familia Cuesta tenía la defensa bien preparada, pero esta se vio totalmente truncada cuando la acusación presento como prueba la muestra incautada, la cual había aumentado hasta sobrepasar ligeramente los 0,2 gramos.

Anuncios

Con las duras leyes tailandesas contra el tráfico de drogas, la cantidad presentada alcanzaba la necesaria para la condena por haber comerciado con dicha droga. Sin presentar los análisis realizados con resultado negativo y sin derecho a declarar, Yuyee fue condenada a 15 años de cárcel en Bangkok Hilton Prison.

Tras estos hechos estalló el escándalo de corrupción en Tailandia donde 12 jueces fueron acusados y retirados de su puesto, por: hacer y deshacer a su antojo en casos relacionados con drogas y violaciones.

Con esta información esperemos cesen todas las declaraciones con falta de tacto y artículos desinformativo-malsonantes que atañen a esta cuestión y transmitir a la familia una muestra de apoyo más, para que sigan teniendo fuerzas para luchar contra la injusticia.