El siciliano Frank Sivero estima que su propia imagen y sus famosos papeles como gánster italoamericano han sido imitados y usados en la serie de "Los Simpson" mediante el personaje de Louie, sin su propia autorización. Por lo tanto, ha interpuesto una demanda de 250 millones de dólares contra la productora 20th Century Fox, en concepto de la vulneración del derecho de imagen. Frank Sivero se hizo un hueco en el Cine de Hollywood gracias a sus papeles de mafioso, tales como en "El padrino II" (1974) y especialmente el filme de Martin Scorsese, "Uno de los nuestros" (1990).

Anuncios

En esta última, el italiano interpreta a Frankie Carbone, el que sin lugar a dudas ha sido fuente de inspiración.

Según la revista de Cinemanía, Frank Sivero achaca toda la culpa a James L. Brooks. Este productor mantuvo una relación amistosa con el actor italiano mientras se rodaba la película del cineasta neoyorkino. Además, él también vivía próximo a los guionistas de la seria creada por Matt Groening. De acuerdo con el medio de comunicación Deadline, la demanda declara que "se veían a diario y además sabía que el personaje de Frankie Carbone estaba siendo preparado por Sivero, quien se basó en su propia personalidad".

La denuncia termina con "la apariencia y manierismos de Louie recuerdan con énfasis al actor Frank Sivero". Por tanto, el actor pide la alta indemnización anteriormente citada a la productora de los Simpson por hacerse con la idea del personaje que él mismo desarrolló y que debido a su popularidad, se le etiquetó como mafioso, dando por finalizada su carrera cinematográfica como intérprete de otro papel que no fuera el de gánster.

El Deadline cuenta que este tipo de denuncias suelen aparecer de vez en cuando en el sector judicial de Estados Unidos. Sin embargo, es destacable la enorme cantidad que pide el actor por un personaje que apenas aparece en pantalla. El sicario de la cuadrilla de Tony el Gordo únicamente ha salido en 16 capítulos de esta serie tan longeva que ha emitido 26 temporadas a día de hoy. Además, la primera vez que salió fue en 1991. Han tenido que pasar 23 años para que el actor se diese cuenta de que fue la inspiración de uno de los personajes amarillos que completan la historia de la familia más famosa de Norteamérica. Estaremos pendiente de la sentencia que dicte el juez.