Una de las grandes preocupaciones de los hijos de padres Famosos es cómo llegar a ser ellos mismos sin convertirse en "la niña o el niño de…": pero al parecer no es el caso de Lourdes León, fruto del romance entre la reina del pop, Madonna y el actor cubano Carlos León. Solo tiene 17 años y tiene flipando a los chicos de la Universidad de Míchigan.

Los que la conocen se quedan totalmente colgados con ella y no es únicamente por su belleza, sino también por su talento. De hecho muchos aseguran que puede ser una digna sucesora de la arrasante Madonna. En la actualidad se encuentra estudiando Música, teatro y baile. Además posee la magia sensual que tanto hizo suspirar a los admiradores de la "reina del pop".

Una herencia que no puede negar es la fortaleza femenina de su carácter, ese empuje que se ve por encima de las ropas de las mujeres fuertes como si llevaran un cartel en la frente que dijera: "Yo tomo las riendas de mi vida."

Como si fuera poco hace gala de un gran carisma único y se preocupa mucho por la moda. Se ha integrado sin dificultades al ambiente estudiantil y ya está dando sus primeros pasos como empresaria. Le podría asegurar, sin temor a equivocarme, que las mayorías de estas posibilidades no hubieran sido iguales sin padres famosos, lo positivo es que Lourdes se ha crecido y no se ha dejado ensombrecer por "el boom del pop" que representa su madre. Ahora es todo un ícono de la moda y cuenta con su línea de ropa propia: "Material Girl".

En un futuro tendremos mucho de qué hablar de la joven y lo mejor es que la fama no se le ha subido para la cabeza.

Vídeos destacados del día

No exige un estilo de vida de celebridad, solo desea ser una estudiante más en el instituto. Comparte cuarto con otra chica y duerme en una litera. Uno de sus principales hobbies es comer pastas o pizzas con sus amigos en el comedor de la escuela.

La hija mayor de Madonna disfruta de su período como universitaria; pero, sin lugar a dudas no puede hacerlo como una joven normal. Su vida social no se compara con la de sus compañeros, aunque trata de pasarlo bien. Ella no quiere que la crean diva, se preocupa que la vayan a maljuzgar. Quiere aprender y crecer poco a poco, que es la única forma que considera perdurable y valedera.

Un momento especial para Lourdes fue el reciente viaje a una playa tropical en el Sur de Francia, donde celebró su graduación de la escuela secundaria con los amigos. ¿Su mejor complemento? Un buen look playero, unos lentes rojos y sus pulseras y anillos.