La Academia de Cine Español hizo público el pasado martes que el cómico y actor del momento, Dani Rovira, tomará el relevo de Manel Fuentes en la próxima gala de los Goya 2015.

Quién iba a decir que aquel estudiante de educación física que se pagaba los estudios trabajando como cuentacuentos en una tetería del centro Granada llegaría, casi 10 años después, a presentar la 29ª Gala de los Goya.

Y no es de extrañar que haya llegado tan alto en el mundo de la comedia, ya que desde jovencillo ha estado ligado a este arte en el que, pese a lo que puede parecer desde la cómoda butaca del que se deja "hacer reír", no es nada fácil ganarse la vida.

Anuncios

Cuando se graduó, empezó a inundar de carcajadas bares y pubs hasta que consiguió formar parte de la gira Paramount Comedy y, dentro del canal, del programa Nuevos Cómicos, lo que supuso el despegue de su carrera televisiva.

A partir de ahí hemos tenido el placer de reírnos con bastante frecuencia gracias a su humor sagaz, rápido, inteligente y lleno de sarcasmo que acompaña con un desparpajo andaluz que le sale por los poros y que hace que con su sola presencia uno no pueda evitar esbozar una sonrisa.

El año pasado desarrolló su primer trabajo como actor junto a actores de la talla de Karra Elejalde, Carmen Machi o Blanca Lago en la comedia 8 apellidos vascos que no sólo marcó un antes y un después en su carrera sino en la del cine español, ya que este comedia, de los guionistas del programa vasco de humor Vaya Semanita, se convirtió en la película más vista en la historia del cine español.

Actualmente sigue haciéndonos reír con sus monólogos por toda la geografía española, podemos verle en la serie de televisión de telecinco B&B, de boca en boca y además tiene entre manos la película "Ahora o nunca", que se estrenará el próximo año.

Anuncios

La Gala de los Goya 2015, que se celebrará en febrero del año que viene ha apostado por Rovira como un elixir para atraer de nuevo a una audiencia que el año pasado recogió las cifras más bajas de los últimos 5 años. Todo un reto. Desde aquí le deseo mucha suerte, aunque no tengo la menor duda de que será una gala memorable.