Blake Lively ha dado su gran paso a la fama tras interpretar a la sexy y multimillonaria Serena van der Woodsen en la serie estadounidense Gossip Girl que relata la vida de un grupo de jóvenes de la elite más alta de New York.

Fue por el año 2011 cuando la actriz paralelamente se encontraba grabando escenas para la película The Green Lantern cuando conoció a su futuro esposo Ryan Reynolds quien le lleva diez años. Hace tan solo unas semanas Blake dio a conocer la noticia de su embarazo a través de su página web Preserve.

Anuncios

Fue el pasado jueves 16 de octubre cuando la glamorosa chica Gossip realizó su primera presentación en público en los Golden Heart Awards donde lució radiante en su acertado vestido que resaltaba su su pancita de la mejor manera y despertó todas las miradas.

Bella y elegante como siempre Blake mostró que a pesar del embarazo, su figura se mantiene intacta y qué mejor manera de hacerlo que a través de su vestido de Michael Kors en color carne, con mangas largas y un bonito estampado floreado, sin duda una excelente elección.

La actriz norteamericana de 27 años espera su primer hijo junto a Ryan Reynolds, destinado sin duda a ser uno de los bebés más bonitos de Hollywood. Muy seductora con su melena rubia, Blake se ha mostrado muy feliz y sin duda en uno de sus mejores momentos, ya que esta especial noticia ha sido una bendición para la relación, ambos habían demostrado el deseo que tenían de ser padres.

"Es algo que siempre he querido, desde que era una niña. Nunca supe qué quería ser de mayor, pero lo que tenía claro es que quería tener muchos hijos, porque vengo de una gran familia y eso es algo muy importante para mí.

Anuncios

Es la emoción de estar viviendo ese momento" reveló Blake Lively en sus declaraciones a Us Weekly Magazzine

Por su parte fuentes allegadas a Ryan Reynolds contaron a la revista Heat que la joven ya ha manifestado sus primeros antojos, poco comunes por cierto, y manda a su marido en medio de la noche a comprarle helado artesanal además pedirle que le haga masajes en el cuello y los pies.