Llega a España un nuevo Reality show de la mano de Cuatro y EyeWork , 'Adán y Eva'. Dicho reality ha supuesto un fenómeno por el que la expectación ha sido máxima en redes sociales como Twitter, y que no ha dejado indiferente a nadie. Cadena en la que de han podido ver programas del estilo "¿Quién quiere casarse con mi hijo?", "Granjero busca esposa" y "Un príncipe para Corina", entre otros. Se trata de un dating show en versión nudista en el que, de manera exprés, los concursantes tienen que encontrar "el amor de su vida", contando para ello simplemente con sus atributos, tanto físicos, como personales. Y es que, los protagonistas del primer programa de Adán y Eva estaban dotados de una profunda personalidad... tan profunda como la inteligencia que demostraron con algunas de sus perlitas.

El programa apunta maneras de seguir la estrategia, ya muy vista en realities de EyeWorks, de incluir en cada programa personas antagonistas y afines para que crear conflictos que desencadenen en enfrentamientos de lo más banales por parte de los concursantes. Vamos, que haya "chicha", que es lo que a los espectadores gusta. En el primer programa pudimos conocer a cuatro personajes de lo más variopintos.

Por un lado, tenemos a Sonia, una joven aragonesa, educada en la buena vida, que lo que busca en un chico es economía, coches de gama alta y que los conduzca él. Ella "no es chica de una noche". Claro que sí, qué mejor que ir a programa para encontrar el amor mostrándose tal y como Dios te trajo al mundo para buscar un hombre que te mantenga. Por otro lado Estela, maquilladora de muertos y "bellezón". Y por último, los Adanes, Alejandro un cordobés golfo, pero de "los buenos", y Luis, un madrileño pijo-culto.

Los Adanes se decantan claramente por una Eva, Estela, y aún así, la que no era chica de una noche lo acaba siendo con el pijo-culto. Las dos candidatas a Eva se enfrentan a un prueba de eliminación en la que gana Estela, que decide echar a Sonia "del paraíso". El trio restante pasa una encomiable velada en la que reina el alcohol y las sandeces. Los dos Adanes bailan el agua a Estela, la cual dice sentirse "la reina del mambo".

Sin embargo, a ninguno parece importarles que la joven no sepa ni dónde está Albacete, ni qué es la Alhambra (o Alambrada hecha de alambre y situada en Córdoba, según Estela), ni qué significa la palabra 'polivalente'. La inteligencia brilló por su ausencia con citas como: "El título de 'Adán y Eva viene en el primer fascículo de la Bíblia" y"¿El Manzanares? ¿Eso qué es? Me suena a fruta", entre otras barbaridades. Eso sí, los concursantes no se van con las manos vacías, toda esta degradación personal esta valorada en 1000 euros. Impresionante ¿verdad?.

La asociación de Telespectadores y Radioyentes-Usuarios de Medios (ATR) ya ha manifestado su desagrado hacía el programa y ha calificado de "degradante" al reality por hacer uso del desnudo y el sexo para ganar la audiencia del público. "Es aquí donde valores como la dignidad, belleza, verdad, educación, solidaridad, ceden ante los más fáciles de conseguir, como la curiosidad o el morbo" ha declarado el portavoz de ATR.

Independientemente de si está mal o bien, si es ético o indecoroso, de si es denigrante o natural... el programa logró cifras como la de 2,8 millones de espectadores y un 14,8% del share. Es así como Adán y Eva se ha convertido en programa de entretenimiento más visto en su estreno en la historia de la cadena Cuatro. Obtuvo el segundo puesto en la noche del martes, detrás de 'Velvet' de antena 3. Todo apunta a que los desnudos fue en gran parte a lo que se debe tanta audiencia, pues de no ser así el programa no hubiera superado los 8 puntos del share. En definitiva, un programa que dará mucho que hablar, y que se define en una línea morbosa, en la que los desnudos y el alfabetismo son los protagonistas.