El comportamiento de Shaima dentro de la casa de Gran Hermano 15 deja mucho que desear.

La hemos visto en un principio como la primera musulmana en entrar a dicho concurso y la aceptación que tuvo entre sus compañeros, pero claro, al principio todo era curiosidad por saber cómo es la vida de una persona de otra religión, cómo es su alimentación, los por qué que causaban curiosidad a la gran mayoría. Shaima es todo un personaje allí dentro.

Lo mismo las primas que son el agua y el aceite entre si, por un lado Yolanda se habla con todos, pero Alejandra es más arisca, más insoportable.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Dentro de la casa de Guadalix, los componentes de la casa era toda aceptación y respeto, pero luego…se comenzó a ver las diferentes personalidades que allí conviven. Con la partida de Papirrín, todo ha cambiado.

Cuando fue la primera nominación, en que habían quedado Paco y Shaima, las primas y otros más. La elección cambiaba para estar nominados, una de las parejas debía sacrificarse e ir a la sala de expulsión. Cuando estaban primero en un cuartito Paco y Shaima, Shaima tuvo la desfachatez de decir que había sido arrastrada al nominarse a ambos, Paco hizo gala de su galantería como hombre y dejó que Shaima continuase en el concurso para ir él a la sala de expulsión. Luego en el turno de las primas, Yolanda sabía bien que si su prima Alejandra iba a la sala de expulsión, quizás sería la elegida por su carácter agrio.

El domingo cuando Paco había sido el elegido para ser el primer concursante en irse de la casa de Guadalix, todos los nominados, quedaron no solo satisfechos, sino aliviados de momento.

Vídeos destacados del día

Paco aunque era de hablar mucho y criticar a veces, siempre ha sido caballero en todo momento, a pesar de las críticas recibidas.

Shaima en el día de ayer tuvo un encontronazo con una de las hermanas. Las hermanas no se callan nada y hacen bien ante el carácter y estrategia que usa Shaima de llamar la atención en todo. Shaima, a pesar de ser demasiado joven sabe cómo defenderse y como poner las cosas en su sitio. Si bien todo el mundo la respetaba por llevar un velo, en realidad, es una persona más como todos los que componen la casa de Guadalix.