Scarlet Johansson se estrenó ayer en el mundo de la maternidad a sus 29 años de edad. El parto tuvo lugar en un hospital de Nueva York, tal y como informó la revista People y confirmó el representante de la pareja. La criatura lleva el nombre de Rose Dorothy y nació fruto de la relación entre el periodista francés Romain Dauriac y la famosísima acrtiz protagonista de películas como Lost in translation, Capitán América y actualemtte Lucy Scarlet Johansson y Romain se conocieron en 2012 y desde entonces que son pareja. Además desde hace un año están prometidos.

A principios de verano la actriz reconoció que estaba planeando la boda con su pareja, sin embargo desde aquella fecha no se ha vuelto a saber nada del enlace.

A Scarlet Johansson siempre le ha gustado pasar desapercibida y no ser blanco de todos los paparazzis, por eso su representante ha rogado a los medios de comunicación que respeten la vida privada de la familia, en especial la de la nueva criatura.

Antes de conocer a Romain, Scarlet llevaba tres años casada con el actor Ryan Reynolds. No obstante, tras estar juntos desde 2008 hasta 2011 decidieron que lo mejor era acabar con la relación, puesto que no en ese tiempo no habían conseguido crear en el hogar el clima que hubieran deseado. La reciente boda de Reynolds con la actriz Blake Lively hacía pensar que Ryan había dejado a Scarlett al conocer a Blake.

Scarlett Johansson tiene su residencia habitual en París desde 2012, sin embargo ha querido dar a luz a su pequeña en Nueva York por motivos que no ha querido revelar.

Vídeos destacados del día

Quizá sea por tener una hija de su misma nacionalidad o por facilitarle la doble nacionalidad. Lo cierto es que la actriz siempre ha asegurado que quería formar una familia, aunque reconocía que era un reto difícil por la responsabilidad que conlleva.

Expertos en celebrities de Estadios Unidos aseguran que Scarlett Johansson estaría dispuesta a aumentar su familia dado su amor por los niños. Por otro lado no se sabe cuando volverá a ejercer su profesión, ya que quizás su prioridad sea la educación de su hija, Rose Dorothy.