La polémica entre las dos grandes cadenas privadas y por tanto entre los dos grandes grupos audiovisuales de este país está servida. El motivo es el constante ataque que se hace a Isabel Gemio por parte del grupo de Mediaset, es decir Telecinco.

La historia comienza, no se sabe muy bien, pero resulta que ella estaba casada con un cubano llamado Nilo que era un artista que se dedicaba a las esculturas y a pintar cuadros. Pero como en muchos matrimonios las convivencias a veces son duras y acabas mal.

Anuncios

Ya desde aquí se aprovechó a lanzar los primeros dardos contra ella.

Al tiempo ella desde su programa de radio contra-atacó y criticó con dureza a la cadena acusándola de ser poco más que una cadena donde hay mucho excremento. Pero cuando el ex marido decidió participar en uno de los realities de supervivencia, y contó un poco su historia, ahí es cuando se aprovechó para lanzar toda la artilleria contra ella.

Pero la presentadora, locutora, decidió contra atacar otra vez, lo que le llevo a tomar una serie de medidas cautelares tanto contra su ex pareja contra los colaboradores del programa.

Tras el final del verano regresó el presentador del programa Sálvame, y lo primero que ha hecho ha sido criticarla sin venir a cuento, cuando el deja mucho que desear. Lleva varios días dándole auténticos palos a la presentadora, y la respuesta vendrá este fin de semana en su programa de radio.

Además la cosa no tiene visos de solución, y me imagino que acabarán pasando por los tribunales, porque por muy presentador estrella, famoso, poderoso que seas no eres quien para criticar cuando tu no sabes como es la vida de los demás sin tener el testimonio de las dos partes.

Anuncios

Quizás Isabel Gemio tenga un carácter fuerte, y sea muy dura, pero la gente no tiene porque salir criticando sin conocer como se trabaja de verdad con ella. Los presentadores de Telecinco tampoco son santos, y si la gente hablase de verdad, igual a todas las marujas abducidas por el programa, se les abrían los ojos y se les caía otro mito como ha sucedido con los Pujol. Siempre hay que dejar el beneficio de la duda a las personas.