El programa Mujeres y Hombres y viceversa da mucho para hablar, principalmente porque reúnen en esta clase de programa tanto mujeres jóvenes como hombres jóvenes entre 18 años hasta 38 años aproximadamente, para encontrar pareja y luego llegar a ser bolos en Televisión. Lo mismo pasará con Gran Hermano 15 que se estrenará en breve por Telecinco, todos sus componentes serán jóvenes de 18 años a 30 y tantos años.

Siempre se hace un programa orientado para jóvenes, pero jamás para personas de 40-60 años por ejemplo para encontrar una pareja en un programa como Mujeres y Hombres y viceversa o en el propio Gran Hermano que de vez en cuando ponen a una persona mayor de 40 años.

Claro que dirán, las personas grandes no dan juego como lo hacen los jóvenes. Donde se puede ver de todo, especialmente las discusiones, las bajezas con la que se puede ver a través de las jóvenes mujeres que se regalan y hasta se pelean por un hombre, realmente es un relajo que una mujer no sepa mantener su lugar. También se permiten insultos de todo calibre porque así se atrae más audiencia.

La persistencia es una cosa fundamental en este proyecto, pero también unas cuantas locuras que cometen tanto hombres como mujeres para alcanzar su meta de ser famoso o echarse una novio o novio son capaces de hasta hacer el ridículo con tal de que lo elijan. Siempre esta clases de programas, están supeditados a ver quiénes son los que más juego dan, de quien se pueden reír o si hacen algo que ni ellos habían pensado para luego hacerles la vida imposible en un plató de televisión.

Vídeos destacados del día

Eso generará dinero a los que participan y así escalarán o no como famoso o famosa, depende de la productora y representante que tengan. Si si, un representante es lo mejor para todos los novatos en este tema como si fuesen grandes estrellas televisivas.

Es normal que las personas de 40 años para arriba, tengan el derecho también de participar en un programa para los que están solos y solas, lo mismo que un Gran Hermano para gente adulta. Pero, obviamente que eso nunca sucederá, porque la televisión está hecha por y para jóvenes.