La industria de la moda está cargada de estereotipos, es excluyente y fría en muchas ocasiones; sin embargo es seguida por millones de personas en el planeta. Los concursos de belleza cada día tienen más seguidores y detractores, además de tornarse por años más nacionalistas con la intervencióndel público a la hora de elegir las finalistas y las ganadoras.

Faltando solo cuatro meses para entregar el cetro de Miss Universo, continúa siendo polémico que se haya elegido como la mujer más bella del mundo a la venezolana María Gabriela Isler. Las redes sociales se han llenado con una lluvia de críticas malintencionadas dirigidas a la modelo.

Este certamen que se celebra anualmente, juzga la belleza integral: la elegancia, la inteligencia, la personalidad, el porte, la pose y la seguridad de candidatas provenientes de diferentes países del mundo. Sería correcto que el público que se ha atribuido la autoridad para corregir las decisiones de aproximadamente un año se detenga a pensar, finalmente.

María Gabriela de Jesús Isler Morales, aunque nació en Valencia es una joven de Maracay, Aragua, de la región central de Venezuela. Fue ganadora de concurso Miss Guárico en el 2012: Guárico es una de las regiones federales de Venezuela; tierra de los caribes tamanacos, palenques y cumanagotos, así como grupos de guamos y otomacos; donde se disfruta como en ningún lugar el dulce de lechosa (lechosa cortada en tajadas y cocinada en un melado de agua con papelón y hojas de higo), el arroz con leche y el dulce de leche; región de gente común y campesinos.

Vídeos destacados del día

Este es el origen de la mujer que representa al mundo, no solo siguiendo los moldes de una Barbie americana, sino la que se ha crecido por encima de discriminaciones, de las críticas, del regionalismo. Estas ideologías se expanden como pólvora por el mundo y se continúa echando leña para avivar el fuego…

Así nos dice una de las publicaciones que ha abordado el tema de la reacción de la Miss Universo ante las críticas: "Y aunque la esbelta reina ha tratado de ignorar a quienes insisten en que ella no posee los atributos físicos para ser Miss Universo, de vez en cuando lanza algunos dardos para defenderse, y de paso tratar de dejar un mensaje entre sus seguidores".

María Gabriela ha intentado estar ecuánime ante tal reacción. En estos casos se les recomienda a las chicas que no se dejen arrastrar por los comentarios y que "no pierdan la compostura". El problema es que solo eso se logra siendo de hierro…

Con mucho tino ella ha intentado responder con un mensaje en su cuenta de Instagram: "Para brillar no necesitas apagar la luz de nadie. Ten el coraje de triunfar honestamente sin pasar sobre nadie y con tu propia luz."