Ayer en el programa Sálvame Deluxe estuvo la modelo top Marisa Jara contando que padecía de bulimia, una enfermedad que ataca a todas las edades. Pero que si no se trata a tiempo, es muy dura poder sobrellevarla.

Es verdad, que una modelo siempre debe estar escultural desde la punta de la cabeza a la punta de los pies, pero, ¿qué sucede cuando de pronto problemas, agobios, presiones hace que tu cuerpo o mente estalle y se les da por hacer cosas que no son correctas?

Marisa Jara ha contado que en su desesperación ha llegado a comer mucho y luego vomitar para sacar todo lo que había engullido y eso no era bueno para ella, su salud se iba a afectar a la larga.

Son muchas las modelos como Marisa Jara que para estar perfectas, hacen un sacrificio enorme de estar a dieta, mucha gimnasia para verse perfectas en la pasarela porque tienen un diseñador o diseñadora que les obliga a tener una determinada talla como la 34 o 36.

Llegan a obsesionarse de tal forma, que ya no piensan en su propia salud, solo piensan en hacer lo que tanto soñaron, ser una modelo en las grandes pasarelas.

Los diseñadores y la gente que tiene alrededor de ellos, no tienen escrúpulo alguno en hostigar a las modelos. No les importa la salud de sus modelos, solo les interesa mostrar que sus diseños son para una determinada talla, no para las tallas naturales, solo para que se vean elegantes, refinadas, glamurosas.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Telecinco Televisión

Marisa Jara es un claro ejemplo como otras tantas modelos, que se desesperan a la hora de estar correctamente, para ser elegidas a la hora de desfilar para los grandes modistos.

Que no se tengan una talla 34 o 36 y se tenga una talla 40-45 no es pecado para nadie, al contrario. Pero eso las modelos no lo entienden, porque se enferman mentalmente al no estar en la "talla". Porque alguien que no tiene cabeza les dice: "gorda", pues si quieren desfilar deben estar a agua y yogurt 3 días antes del desfile.

¡¡Vaya sacrificio!!

A las modelos les diría que se fijen más en su salud, que eso nadie se los devuelve y que vivan minuto a minuto vuestros días, que eso si, no tiene precio.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más