Cuánto paro hay entre el mundo del periodismo, y cómo gente que no se dedica a esto está trabajando y ganando unas cantidades que los propios comunicadores se conformarían con una pequeña parte de esto. La historia nos ha demostrado que por muy buen periodista que seas, como no tengas padrino, o seas amigo o conocido de alguien de la tele, no podrás triunfar.

Hemos llegado a tal intrusismo laboral, que los hijos de los Famosos, la mayoría NINIS, es decir que ni han estudiado y lo de trabajar a lo más fácil, se han ocnseguido meter en el mundo de la tele, sin ningún esfuerzo y mucho menos con ningún mérito que les haga merecedores de tal puesto de trabajo.

Anuncios

No soy quien para criticar lo que hacen estos personajes, pero si para opinar que su trabajo en la tele, deja mucho que desear. Me da igual que sea hijo de un personaje muy famoso o que sea muy popular lo que no puede ser es que se dedique al mundo de la tele, cobrando semejantes sueldos, y luego los que de verdad son conocedores del medio, son los que se llevan una miseria de salario.

Personajes como la Chabelita, que ahora tiene una seccióon en un programa, en el que la van a aconsejar sobre como vestir, peinarse, etc, va a recibir la friolera cifra de 700euros por programa, es decir que ella porque vaya ya una vez a la semana, le van a pagar que mas que al salario mínimo interprofesional que está situado en 640 euros.

Y lo mejor de todo es que de momento va a ir 2 veces por semana, por lo que en un mens se va a traducir en la nada despreciable cifra de unos 6000-7000 euros por 5-10 minutos de programa en la que ella apenas hace nada.

Otra que también ha tenido sus momentos, y lo siento por los fans de la más grande, es Rocío Carrasco, que empezó hace muchos años con Mª Teresa Campos y que ahora presenta con otras cuatro chicas su propio programa. Estos dos casos son clara muestra de las hijas de famoso que no tienen estudios, porque no han acabado ni el bachillerato, pero que se lo han sabido montar tan bien, que se lo llevan por un rato que estén en la tele.

Anuncios

Estos son algunos de los ejemplos de hijos de que se encuentran en la tele, ganando cantidades enormes, para poder seguir con ese elevado tren de vida que llevan la mayoría de ellos y que luego en situaciones difíciles van a llorar a los programas acto seguido. Con estos ejemplos se fomenta la cultura del no esfuerzo, de no trabajar, no estudiar y vivir lo mejor que se pueda con el mínimo gasto de energía, así nos va después.