¿Está sufriendo en carne propia la lentitud de su red social, o está haciendo un super-bunker en su residencia de 10 millones de dólares? Sobre la calle 21 cerca de Park Dolores, de la ciudad de San Francisco, decenas de obreros de la construcción llevan más de año y medio reparando, agrandando y modificando la casa de Mark Zecherber y su esposa Priscilla Chan. A las puertas se pueden ver retroexcavadoras, martillos neumáticos y todo tipo de herramientas, pero también se pueden apreciar, toldos, baños y cocinas portátiles que ocupan las aceras.

Anuncios

Aceras que ya han sido destrozadas para la instalación de nuevos cables de fibra óptica que conectan a la casa.

Los vecinos están al borde de un ataque de nervios pues el ruido es constante. "Tenemos problemas para salir y entrar a nuestras propias casa o estacionar en nuestra calle, suena como quejumbroso lo que digo pero ya llevamos mucho tiempo con la calle llena de maquinarias y de obreros," dijo un vecino que no quiso darse a conocer, otro hombre dijo que la casa se está transformando en un autentico fuerte, y tampoco quiso dar su nombre, nos dijo que no quería ser expuesto con alguna broma en el Facebook.

Siguió comentando que "es un castigo estar tantos meses con todo este movimiento en tu calle, no descansas, no confías en la cantidad de gente que ves con cascos y uniformes, en fin... que se termine pronto".

Un obrero con casco de seguridad que se identificó como contratista principal, pero que no quiso dar su nombre reconoció que están trabajando entre 40 a 50 empleados todos los días desde que comenzó en abril del 2013, insistió que la conmoción de esta obra no está fuera de lo común, es un trabajo muy grande de reforma en la mansión, y que siempre han tenido informados a los vecinos y mantenido las aceras limpias.

Anuncios

La empresa supervisora Scott Viener, dice que ha recibido emails de algunos vecinos descontentos por la falta de aparcamiento y la construcción de baños portátiles y otros adminículos en las aceras y que ellos los han remitido a la Consejería de Obras Públicas.

Según el contratista, los dueños de casa, han pedido no menos de 10 permisos por millones de dólares en obras de construcción y remodelación de su casa que es de la época de 1920. Uno de esos permisos para la remodelación de la oficina es de 750mil dólares, otro de más o menos el mismo importe para agregar una parte lateral a la casa, otro permiso es para hacer un cuarto piso legalmente y que sea habitable con baño y buenos techos y otros permisos son para arreglar la cocina y 6 baños..

de la mansión. Datos de Phillip Matier, de la radio KCBS, Crónicas de San Francisco.