El actor José Coronado, que actualmente se encuentra inmerso en el rodaje de la exitosa serie televisiva "El príncipe", por lo que no pudo asistir a la proyección del último capítulo de la primera parte de la misma en la Sección Serieadictos del Festival Cine+Food de la capital Gran Canaria, anunció por sorpresa a través de un video que vendría a rodar a la isla en el mes de diciembre. Dicho rodaje pertenecería a la última película del director Daniel Calpasorro, que ya ha rodado en la isla de Fuerteventura, y utilizará para ello varios parajes de Gran Canaria, entre ellos la propia ciudad de Las Palmas de Gran Canaria.

José Coronado afirmó igualmente que "las islas se están convirtiendo en el mejor plató que puede existir en el mundo", y así parece a tenor de las películas que están teniendo como escenario el archipìélago canario, tanto de producción nacional como internacional.

En el mes de mayo se rodó la película "Wild Oats" en Gran Canaria, del director norteamericano Andy Tennant, que contó con actrices como Shirley Maclaine, Demi Moore y Jessica Lange, rodaje que finalizó en julio. Otros títulos que han tenido como protagonista el incomparable paisaje canario son "Exodus", en 2014, de Ridley Scott, en la isla de Fuerteventura, "Furia de Titanes", en 2010, de Louis Leterrier, que se repartió entre Tenerife, Gran Canaria y Lanzarote, "Ira de Titanes", en 2011, en Tenerife, de Jonathan Liebesman, "En el corazón del mar", en 2013, de Ron Howard, en La Gomera, "A todo gas 6", en 2012, de Justin Lin, en Tenerife y Gran Canaria, "El dictador", en 2012, en Fuerteventura, de Larry Charles, o la superproducción española "Palmeras en la nieve", de Fernando González Molina, que está finalizando estos días en Gran Canaria, por destacar las más relevantes.

Vídeos destacados del día

Las producciones nacionales sobrepasan la veintena en los últimos cinco años.

Las razones que explican la elección de Canarias como plató, son por un lado la diversidad y espectacularidad de sus paisajes, que permiten recrear multitud de escenarios, con un clima subtropical que ofrece una temperatura media anual de 22º y casi 5.000 horas de luz al año, cielos únicos y una amplia oferta hotelera de calidad para las estancias de los equipos de producción. Y por otro, que está motivando que cada vez más películas nacionales vengan a rodar a las islas, son las ventajas fiscales que ofrece. Una deducción fiscal por inversión en producciones cinematográficas del 38%, frente al 18% del territorio peninsular, lo que supone 20 puntos de diferencia, además de la posibilidad de acogerse a la Zona ZEC (Zona Especial Canaria), que permite una tributación de solo el 4% en el Impuesto de Sociedades, o invertir en la Reserva para Inversiones en Canarias (RIC). Razones de peso que han propiciado el auge del sector en las islas.