Ya la serie Friends ha cumplido sus 20 años y todavía la sigo viendo como si se estuviera filmando en la actualidad. Al parecer cada día los realizadores pretenden poner la situación más fácil al televidente o a lo mejor el meollo del caso es la complejidad de elaborar un guión inteligente, donde haya cabida para la diversión y el análisis. Año tras año se repone la serie y podemos asegurar que es parte importante en la historia de la Televisión norteamericana.

Se ha hecho referencia de muchas pláticas de amigos: cuando nos reunimos un grupo en un bar a tomar cervezas el complemento está en interpretar naturalmente uno de los personajes de la serie.

Anuncios

Lo mejor es que no parece tener nada premeditado. Honor a quien honor merece: esta exitosa serie fue creada y producida por Marta Kauffman y David Crane. Por primera vez se televisó el 22 de septiembre de 1994 por la cadena NBC y terminó el 6 de mayo de 2004. La acogida por el público fue unánime: eso habla de la exigencia que prevalece en los receptores, tristemente ignorada con frecuencia.

Rachel Green, Monica Geller, Phoebe Buffay, Joey Tribbiani, Chandler Bing y Ross Geller de un solo golpe nos hicieron partes de sus vidas.

En algún momento los televidentes también se sintieron residentes de Manhattan, en Nueva York. Vivieron junto a los friends los buenos y los malos ratos a través de una crítica cómica a los temas más trascendentales. La pregunta clave es: ¿Cuál es el misterio? Una mezcla de personajes sólidamente caracterizados. No debemos pensar que realmente lo que sucedió en la serie no estuvo más que premeditado. Todos los creadores hacen un estudio de público: lo que unos lo hacen muy bien y otros lo hacen muy mal; pero la idea es que todos sueñan con triunfar.

Anuncios

La cuestión está en lograr un producto final de calidad con la unión de pequeños detalles en la estructura. Primero: los actores no hicieron los personajes que quisieron, sino el que se les destinó; segundo, los guionistas le dieron vida a los personajes y se dejaron llevar por ellos, no viceversa; y tercero, partieron de testimonios reales que algún momento se dejaron a un lado para convertirse en los friends.

Los ejemplos son convincentes:"Courteney Cox fue considerada para interpretar el papel de Rachel, pero ella pidió ser Mónica tras leer el script;se pensó al principio que Mónica fuera pareja de Joey, sin embargo con el tiempo las cosas fueron cambiando y se casó con Chandler; cuando comenzaron a escribir la serie, el primer personaje que se tenía fue el de Ross y se escribía pensando en el actor David Schwimmer que le dio vida, (…) sin embargo muchas cosas se sienten bien y correctas para luego no serlo en menos de un año."

Una parte importante de la fórmula fue la de utilizar jóvenes talentos: la historia fue escrita a siete manos, un equipo de jóvenes que le dieron ese frescor característico.

Los riegos valieron la pena, pues en el año que se trasmitió logró la preferencia en medio de una competencia con la famosa serie Seinfeld, con Freiser, y Mad about You. Eso nos dice de lo que se puede hacer en materia de calidad.