Las portadas de muchos Comics están tremendamente sexualizadas. Lo estuvieron antes mucho más, como por ejemplo en la época de las revistas pulp de los cuarenta y los cincuenta, cuando el principal motivo de la portada era el enorme héroe con músculos hipertrofiados junto a la indefensa fémina con otras partes de su anatomía hipertrofiadas y completamente sometida al héroe.

Reconozcámoslo, el sexo vende. Y en una industria tan centrada en un público hormonalmente desatado como el de los adolescentes masculinos aún más.

Si uno mira con ojo crítico las portadas de muchos comics que actualmente vemos en las librerías, especialmente en las librerías especializadas que tienen una cantidad mucho mayor de género, vemos pequeños símbolos que sexualizan un dibujo sin ser excesivamente explícitos.

Anuncios

Una boca femenina abierta de determinada forma. Una espada colocada en depende qué posiciones. Una telaraña lanzada en determinada posición. Son mensajes que llaman mucho la atención y que están diseñados para pasar el corte sin por ello dejar de ser portadas que usan el reclamo sexual como método de venta. Sin embargo a veces se les va la mano y vienen las protestas. En este caso con la imagen de una Spider-Woman que destaca de manera considerable las nalgas de la heroína arácnida. Como siempre existe el caso de que sea sencillamente un malentendido y que los guardianes de la moral y las defensoras de la dignidad femenina estén exagerando, pero cuando contratas a Milo Manara para una portada no puedes alegar posteriormente que existe un malentendido, estás comprando exactamente lo que parece.

Esto ha llevado a un artista a sacar una colección de portadas de superhéroes en las que son los hombres los que están tremendamente hipersexualizados. Lobezno, Thor, Tony Stark o el Capitánan América enseñan sus encantos en portadas muy Pin-up. Estás portadas muestran que no tendrían tanta gracia a ojos de muchos de los lectores habituales de este tipo de revistas, en cierto sentido es una forma de mostrar como se siente una mujer en el negocio. A ver si algunos aprenden.