Hay temas viejos que vuelven a estar en boga y hay temas que nunca se van del todo. Este es el caso del sexo y la violencia en la Televisión. Uno de las mayores preocupaciones de todo padre es qué ven sus hijos en la televisión, a fin de cuentas la hemos convertido en el sustituto de los progenitores en una sociedad en la que se penaliza salir a una hora razonable del trabajo para poder ocuparnos de nuestra descendencia.

En Estados Unidos eso se traduce en que Juego de Tronos es el diablo y que debería ser apartada de todo posible contacto para toda persona de menos de veintiún años porque... salen tetas. No importa que se produzca asesinatos muy gráficos en pantalla, no importa que una guadaña gigante convierta en pulpa a varios salvajes o que durante más episodios de los que merece la pena contar un personaje sea muy gráficamente torturado por otro hasta hacer desaparecer todo rastro de su personalidad.

Lo que realmente preocupa a los "guardianes de la moral" del país de las barras y estrellas y el águila calva es que una prostituta pueda salir con el pecho al aire en un episodio durante una escena que tiene lugar en un burdel o que una chica trate de tomar el control de la dinámica sexual en una pareja desnudándose directamente en lugar de ronronear por toda la habitación hasta que su marido entiende la idea.

Aunque ya anteriormente habló de ello, incluso hay carteles de Cuanta Razón sobre el tema con sus propias palabras, George R.R. Martin ha querido volver a destacar en Edimburgo su sorpresa porque sea más fácil para el televidente medio aceptar una escena de enorme violencia que una escena de sexo, que para la televisión será muy novedosa y muy avanzada, pero la verdad es que dentro del abanico de posibilidades del sexo se queda muy en el terreno de lo cotidiano.

Vídeos destacados del día

Además la serie a recibido continuas acusaciones de misoginia, lo cual no deja de ser irónico cuando uno de los personajes más populares de la serie y uno de los que mejor trato ha recibido respecto a los libros sea precisamente Daenerys Targaryen y que actualmente uno de los personajes más poderosos de toda la quinta temporada vaya a ser, previsiblemente, Cersei como reina regente. En fin, mientras tengamos una audiencia nutrida no creo que la serie vaya a acabar por muchas críticas que reciba por parte de los que prefieren las decapitaciones en primer plano a los desnudos.