Todo lo que toca George Raymond Richard Martin se convierte en oro en la actual industria del entretenimiento. Obras que ya están casi olvidadas, como este cuento que el autor escribió para una antología de relatos, "Dragons of light", que en 1980 editase el famoso autor de ciencia ficción Orson Scott Card, son ahora reeditadas con todo lujo para interés de los lectores.

La nueva edición, de manos de Tor Books, será ilustrada por uno de los mejores ilustradores que actualmente campan por el negocio, el conocidísimo Luis Royo. Este autor español se adapta perfectamente al estilo de Martin, fantástico a la vez que ligeramente oscuro, con esa extraña habilidad para que no puedas dejar de mirar a pesar de que intentas no hacerlo.

En una palabra, fascinante.

El libro ha estado durante años fuera del mercado en Estados Unidos, donde ahora mismo es complicado de encontrar. Sin embargo su llegada de nuevo a las librerías y en una edición tan especial no es casualidad, pues según el propio autor se desarrolla en el mismo mundo en el que Poniente se encuentra. Incluso podríamos llegar hasta el punto de que determinadas leyendas que se narran en el último libro actualmente publicado por el autor podrían estar basadas en este relato. Como los lectores de los libros sabemos, Martin no da puntada sin hilo y dentro de cada misterio que resolvemos encontramos un nuevo enigma, como esos huevos de pascua que tanto emocionan a los aficionados a los videojuegos o el cine.

Sin embargo que nadie se asuste, por más que se desarrolle en el perverso y sangriento mundo de "Canción de Hielo y Fuego" este relato es muy distinto a la orgía de violencia y sexo que pasa ante nuestros ojos diez veces al año al encender la televisión.

Vídeos destacados del día

Tras toda esa sangre late un corazón que pertenece a la fantasía más pura y primigenia y es eso lo que nos muestra este relato de amistad entre un dragón y una joven.

Así que, aficionados a la obra de Martin, ya sabéis que hacer mientras esperáis la llegada de los vientos fríos del invierno, tenemos una pequeña isla donde pasar este largo otoño que según parece aún tiene muchas hojas que arrancar del calendario. Puede que no veamos a Tyrion y compañía, pero al menos seguirá siendo el mundo que tanto nos ha hecho soñar.