Ayer en el programa Sálvame anunciaban que Manolo Santana estaba delicado de salud. Hubo unas imágenes en que mostraban que Manolo Santana esta como ido mientras el reportero le preguntaba a su esposa actual sobre la salud de su esposo.

Su ex esposa Mila Ximénes al ver el vídeo que pasan sus compañeros de trabajo, no pudo evitar el dolor que sentía al ver esas imágenes. Se anuncia así que presumiblemente tendría un principio de Alzheimer. Como todos sabemos, Manolo Santana es una figura muy importante en el mundo del deporte.

Anuncios

Ha ganado trofeos representando a España en sus años de juventud y luego ya de adulto.

Siempre ha sido un hombre correcto, amable, afable cuando alguien se acerca a él para charlar. Es pausado en su habla, un hombre elegante y fino. En su haber, tiene tres matrimonios. Hijos y nietos adorables. Pero la otra cara en este momento en la vida de Manolo Santana es el preocupante estado de salud. Su esposa actual defiende que su esposo está bien de salud, pero las imágenes muestran lo contrario.

Mila en un arrebato de rabia ante las palabras de la esposa actual de Manolo Santana, la insulta delante de las cámaras de Televisión, no dejándola muy bien parada.

Gema López hace lo propio también de acusar que han descendidos los socios en el club de tenis que Manolo tiene en Marbella por su maltrato. Y como si esto si fuera poco, entra telefónicamente un ex empleado del club que testifica que la esposa de Santana es una mujer con mucho carácter, que todo debe pasar primero por ella como si Manolo Santana no tuviera autoridad de disponer y hacer y confirma que el estado de salud del ex tenista es muy delicado.

Manolo ante la insistencia del periodista sobre su salud, niega que tuviera problemas y que llegue a necesitar una silla de ruedas.

Anuncios

Mila por otra parte, rota de dolor y con lágrimas en los ojos, culpa a la esposa de su ex esposo del actual deterioro físico y mental, amén de decirle que lo aísla y lo trata como si fuera un perro haciendo hincapié en que los hijos y nietos le echan de menos.

Si amenaza a lo último, como advertencia, en que espera que antes de que pierda Manolo la memoria, deje despedirse de sus hijos y nietos antes de que su memoria no recuerde más por esta enfermedad que se le está echando encima.