Cuando Leo Harlem recibió la oferta de ser el pregonero de las fiestas de Tordesillas no se lo pensó y aceptó la petición. Nada más conocerse su decisión, el humorista leonés empezó a recibir críticas, puesto que se le acusaba de ser cómplice de la polémica festividad conocida como 'Torneo del Toro de la Vega' celebrada en el pueblo vallisoletano.

El Toro de la Vega es un grotesco evento de origen medieval celebrado en Tordesillas (Valladolid), en el que centenares de lanceros persiguen a un toro que corre libremente por las calles y por los campos de la localidad.

Anuncios

El objetivo de los participantes será acabar con la vida del animal alcanzándolo con una lanza. Quién consiga este objetivo será el ganador del Torneo. Si el toro consigue salir de los límites marcados para poder matarlo, será indultado. No obstante, debido a la aglomeración de lanceros, el animal casi nunca consigue salvar su vida.

Tras la avalancha de críticas recibida por su participación en esta festividad tan polémica, Leo Harlem meditó la decisión que había tomado días antes y ha decidido emitir un comunicado en el que renuncia a su papel de pregonero en esa festividad.

Harlem declara: "Me equivoqué al aceptarlo y pido disculpas si se me ha interpretado mal. Mi trabajo consiste en entretener y hacer reír a la gente y en ningún momento molestar a nadie. Estoy totalmente en contra del maltrato animal".

No obstante, el humorista emitió primeramente un comunicado después de recibir las primeras críticas. En él, quería justificar su participación en las fiestas de Tordesillas: "Mi intervención se realiza en base a criterios de amistad y proximidad con ciudadanos''.

Anuncios

Además, el humorista se pronunció en contra de la celebración de este evento.

Desde hace unos años, han sido muchos los intentos por acabar con el Torneo del Toro de la Vega. En el verano de 2013, el Partido Animalista (PACMA), recogió 85.000 firmas para poner fin a la festividad. La propuesta no fue aceptada, ya que Izquierda Unida y PSOE acordaron no manifestarse al respecto, alegando que era necesaria una ley contra el maltrato animal.

Al no ser escuchado por el resto de partidos, PACMA ha trasladado este verano la propuesta a la Comisión de Peticiones de Bruselas, donde se está valorando actualmente.

Artistas, directores de cine, empresarios e incluso gente del mundo del toreo se ha pronunciado en contra del Torneo del Toro de la Vega ya que consideran que es una atrocidad contra un animal.