Lauren Bacall, una de las estrellas más grandes de la edad de oro del Cine de Hollywood, ha muerto ayer martes en su domicilio de la ciudad de Nueva York a los 89 años a causa de un fallo cerebrovascular. Ya durante la mañana la actriz había sufrido un derrame cerebral que se ha tornado irreversible con el paso de las horas.

La noticia ha sido confirmada por la sociedad que gestiona el patrimonio que dejó su primer marido, el gran actor Humphrey Bogart, que nos dejó hace ya tantos años.

Anuncios
Anuncios

Lauren formó junto a Bogart una de las parejas más conocidas y reconocidas del cine clásico, y ambos se casaron a mediados de los años cuarenta. Durante la siguiente década nos dejarían grandes películas en las que la pareja demostraba lo que se podía lograr juntando a dos actores tan grandes en la misma cinta.

Nacida en Nueva York e hija de un inmigrante polaco y una inmigrante rumana, ambos judíos, y prima de Shimon Peres, llegó a Hollywood de la mano de la esposa de Howard, que la recomendó para un papel en “tener y no tener” película basada en una novela del gran Ernest Hemingway.



Durante muchos años fue la gran viuda de Hollywood, pues la muerte de Bogart llegó a eclipsar una vida llena de éxitos y reconocimientos de los expertos, que veían más allá de su difunto marido y se maravillaban con la increíble capacidad de Lauren Bacall sobre las tablas.

Con el paso de los años ocurrió lo que ocurre con la mayor parte de las grandes de esa época, el cine la dejó de lado y sus películas se espaciaron en el tiempo hasta casi desaparecer.

Anuncios

No importa tu talento si ya no eres joven y glamourosa. Lauren Bacall se refugió en el teatro, donde solo los mejores sobreviven y cosechó premios y reconocimientos.

Los años noventa la devolvieron a las pantallas en personajes que, aunque no eran protagonistas en su mayoría, si requerían de la magia que solo los grandes pueden aportar a una actuación. Hoy hemos perdido a una de las grandes del cine. Una estrella menos relucirá en el firmamento de Hollywood.

Haz clic para leer más