Han pasado muchos años desde aquellas primeras series y películas que enamoraron a toda una generación y la aficionaron a las aventuras de las Tortugas Ninja. Durante muchos años la imagen de los cuatro hermanos y su roedor maestro y padre no cambiaron excesivamente en tanto la tecnología lo permitiese.

Primero llegaron los cómics, donde el blanco y negro solo nos permitía reconocerles por sus armas y que, por su baja tirada, llegaron a un público exclusivo, aquellos lo suficientemente rápidos para llegar los primeros a los quioscos para adquirir cada número.

Anuncios
Anuncios

En poco tiempo las tiradas aumentaron arrastradas por el empuje de un público que deseaba tener acceso a estas.

En un par de años quedó claro que estos cuatro hermanos habían llegado para quedarse y las televisiones empezaron a interesarse por la posibilidad de proveer a un público infantil de algo de diversión ninja. Al final sería la CBS quién se llevaría el gato al agua y el diez de diciembre de 1987 vimos por primera vez a las tortugas en movimiento.

Anuncios

Los colores brillantes, las voces muy bien escogidas y el humor tan parecido al de los comics, aunque adaptado a un público infantil, llevaron a esta serie a un éxito que hizo a otros muchos plantearse de nuevo la llegada de héroes de acción antropomórficos.

Sin embargo esta serie no contó con el beneplácito de los autores originales de las aventuras de las Tortugas Ninja, Peter Laird y Kevin Eastman, quienes han mostrado en varias ocasiones desapego por esta serie.

Esto llevó a que muchas de las grandes ideas que esta serie puso sobre la mesa jamás llegaran al resto de la franquicia, pues no pertenecen exactamente a ella.

La otra gran aportación a la explosión de popularidad de la serie fue la serie de películas originales, de imagen real, que durante los primeros años de la década de los noventa llevo a las tortugas a las pantallas de los cines con una imagen amable aunque algo más oscura que la serie de animación.

Teníamos a las tortugas hasta en la sopa y al gusto de cada uno. Desde el humor más gamberro de los comics hasta la imagen alegre y desenfadada de la serie pasando por las, algo más cercanas al Cine de acción, películas. Parecía que las tortugas serían la nueva franquicia de oro salida de los comics. Sin embargo un día se acabó la fiesta y empezaron los problemas. Malas elecciones de guion, caracterizaciones discutibles y malas versiones de algunos de sus secundarios llevaron a que los amantes de los originales dejaran de seguirles y los jóvenes encontraran mejores héroes en los que fijarse.

Anuncios

Las tortugas tuvieron que volver a su caparazón, los comics, y esperar mejores tiempos que jamás llegaron.

La película de Bay no es una excepción, ha convertido a nuestros héroes en unos seres tan alienígenas que han dejado de ser aquellos héroes de nuestra infancia. Gracias al CGI su aspecto resulta realmente atemorizante y ya no son esas simpáticas tortuguitas que una vez conocimos. El guion hace agua por todas partes y los escasos momentos de genialidad son directamente copiados de los cómics de la IDW o de la película ochentera.

Anuncios

Ni siquiera la música se salva porque el nuevo tema de las tortugas parece un remix de todos los estilos posibles para tratar de contentar al mayor número de gente posible. Aun así, tendremos segunda parte.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más