Los actores de la serie The Big Bang Theory ya han firmado sus contratos para la octava temporada, aunque aún no hay un acuerdo firme que asegura la continuidad de la serie para las temporadas nueve y diez. Sin embargo algunos cambios se avecinan dentro de las tramas principales que compondrán la siguiente temporada, cambios que representarán muy posiblemente un giro de 360 grados en la dirección que seguirá la exitosa serie de la CBS. Chuck Lorre reveló hace no mucho al Hollywood reporter que uno de los personajes que cambiará radicalmente en esta temporada será precisamente el interpretado por la actriz californiana Kaley Cuoco, Penny.

Como muchos fans de la serie saben, Penny ha dedicado gran parte del tiempo de la serie a perseguir el sueño que le trajo a las calles de Pasadena, ser actriz.

Al mismo tiempo, estableció su medio de subsistencia en las mesas del Cheesecake Factory, lugar que abandonó esta última temporada para saltar al vacío y dedicarse de lleno a la interpretación. Sin embargo lo único que logra es una película de pésima calidad, una secuela de una película que ya de por sí era mala, de la que además despiden una vez graban todas las imágenes en las que se le ve la cara.

En esta nueva temporada la pobre Penny conseguirá un mejor trabajo en el que además se sentirá mejor y más valorada. Nada más y nada menos que como representante farmacéutica para la misma empresa en la que trabaja Bernadette (Melissa Rauch). Para sorpresa de todos y sobre todo para su futuro marido, ella logrará sobresalir en este trabajo y sus aptitudes se verán recompensadas con una mayor autoconfianza, sensación que la actuación nunca le logró reportar.

Vídeos destacados del día

Incluso empezará a obtener unos ingresos muy superiores, lo que acabará por modificar la dinámica de su relación con Leonard.

Respecto a los contratos con los actores, Lorre ha expresado su tranquilidad y confianza y no ve ningún nubarrón en el futuro de la serie. Según Lorre, nadie desea más que ellos que los actores obtengan grandes sueldos por su actuación, pues en su opinión nadie los merece más que ellos. El futuro dirá si esta temporada tiene el suficiente éxito como para que esos sueldos sean sostenibles.