Hace unos días, al " " (me niego insultar a cualquier profesión comparándoles con él así que dejaré un hueco en blanco) de Hermann Tertsch no se le ocurrió mejor idea que afirmar que los líderes de Podemos le hubieran matado en los inicios de la Guerra Civil y que de poder hacerlo ahora con impunidad lo harían, al igual que harían con muchas más personas en el caso hipotético de que llegasen a tener algún tipo de poder y por tanto no tener que temer a la ley.

Todo esto en las pantallas de Telemadrid, emisora de Televisión perteneciente a las televisiones públicas y por tanto necesariamente plurales y no políticamente sesgadas.

Aquí acaba la noticia y empieza la opinión.

Vamos a ver ¿exactamente qué tiene que decir alguien en televisión para que le enseñen la puerta de salida y a ser posible le manden a través de ella de una patada en sus blandas posaderas?

Acusar a un grupo político de planear un crimen de estado como el asesinato político en masa, sin pruebas y sin siquiera indicios no es suficiente, según parece. ¿O es que solo es suficiente si acusas a la persona equivocada?

Llevamos viendo este tipo de despropósitos en la televisión desde hace demasiados años, cada vez un poco más, cada vez un pasito más en la fiesta de la televisión de partido.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Televisión

Primero los insultos. Por poner un ejemplo tenemos a un invitado al canal privado Intereconomía, en el programa El gato al agua. En este programa vemos cómo califica a la consellera de Sanidad de Catalunya con palabras que no puedo reproducir porque esta es una página en la que pueden entrar menores. Además compara las clases de educación sexual con los esprintias, un tipo de esclavo romano relacionado con el sexo.

Esto es lo que en este país entendemos por periodismo.

Después llegamos a las acusaciones basadas en las medias verdades. Por ejemplo, acusar a Podemos de ser financiado por Venezuela, Cuba, Corea del Norte y no por la URSS porque para cuando surge el partido ya no existe la URSS. Esto se apoya en que en algún momento algunos de sus integrantes, entre ellos su líder, recibieron un pago por sus servicios personales a algunos de estos estados, que muy democráticos no son, todo hay que decirlo.

Dicho argumento trata de dar a entender que Podemos convertirá este país en Cuba si le dejan gobernar. En un país basado en el mercado nos están diciendo que nadie puede dedicarse a la política después de cobrar un sueldo, no sea que después el partido en el que se integre sea esclavo de la empresa que una vez le contrató a él personalmente. Ese es el tipo de argumento que vemos en un programa político y a nadie le parece mal.

El siguiente paso es el ataque como defensa, tan en boga de los políticos y su interpretación a coro del último éxito de las listas de los más vendidos del Parlamento, "Y tú más".

Por ejemplo la acusación de un invitado a varios programas de la Sexta de que una querella contra él por parte de Pablo Iglesias es únicamente para amordazarle como hacen en su amada Venezuela. Aparte de las parafilias de ambas personas, no veo qué tiene eso que ver con una demanda.

Por último, ahora hemos pasado directamente a las acusaciones a futuro, ya ni nos molestamos en fundamentar débilmente y con múltiples supuestos etéreos las acusaciones, ya directamente las soltamos al aire con alegría como si de confeti se tratase. No existe razón para pensar que una persona que jamás ha tenido ninguna muestra de violencia o ha expresado ningún tipo de opinión que pueda dar pie a ello, ¿para qué? Esto es televisión y las razones son cosa de comunistas.

En serio, ¿cómo hemos llegado a esto? ¿Cuándo pasamos a ser un país en el que puedes llamar de todo a una representante de los ciudadanos de toda una comunidad autónoma y que solo tengas que preocuparte de una demanda? Y eso porque la susodicha se defiende, si no quedas impune y a seguir faltando al respeto ¿cuándo llegamos a la conclusión de que podemos acusar a un partido político de crímenes no cometidos y quedarnos tan anchos? ¿Desde cuándo demandar se transformó en amordazar? ¿Una acusación de asesinato a futuro queda impune porque no se puede demostrar con coartada que el acusado no estará allí cuando suceda el crimen?

En serio, deberíamos empezar a mirárnoslo. Hay algo realmente muy preocupante en nuestros medios de información política si cosas así pueden pasar de manera habitual en un estado de derecho. Puede que mañana sea otro el que tenga que defenderse de un asesinato que no cometerá o de una acusación de creación industrial de esprintias, lo cual ya no está de moda. Creo que es hora de los medios de información y no de descalificación.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más